CUENTO: LA MUJER DE DEDOS LARGOS
2010/11/24

Los dedos largos y delgados se deslizaron lentamente para abrir el cajón. Dentro estaba la fotografía. En ella hay una galaxia atravesada por el asfalto. Y un aullido de perros que no fue capturado en esa instantánea. Los recuerdos son una mancha de sangre que fractura a la noche. Los ojos de una mujer bellísima se dilataran en pleno orgasmo en otra parte. No hay frazada que puede abrigar el invierno de su corazón. La anciana se sienta al borde de la cama. Hace tiempo que esa cama es usada únicamente para dormir. Ya no hay jadeos que le den sentido a las noches. Ella era la mujer de otro. Siempre fue así. El reflejo del espejo le regresa una imagen que ella no quiere ver. La vida transcurre afuera de la ventana. El miedo a morir. O a vivir. Todo se tuerce en su memoria. Todo tiene otro nombre. Sus dedos largos se deslizan por el cajón. Ahí sigue el frío revólver.




CUENTOS IDIOTAS: EL NEGRO
2010/11/12

El personaje salió de la novela y comenzó a golpear al escritor. Lo obligó, a punta de escopeta, a escribir un final feliz para él. Entonces el hombre le escribió una mujer bellísima, que se enamoraba del personaje, y le hacía el amor repetidamente. El personaje brincó dentro de la novela que el hombre escribía para disfrutar de aquellos placeres que el escritor le inventaba. Pero el hombre siguió escribiendo sin parar. Se le había ocurrido describirse a sí mismo como un negro enorme, de grandes bíceps y marcados pectorales. Dentro de la novela el negro avanzó hasta la cama en donde su personaje se apareaba repetidamente con la bella dama, y con un misil que traía cargando, golpeó al personaje en la cabeza hasta que se la salió el cerebro. Paró por un momento. Salió de la novela y en un afán de quedarse con todo, escribió que la bella mujer se excitaba ante tal escena y se enamoraba del negro. El negro regresó a la novela, y quiso aparearse con ella. Pero eso no pudo ser posible, porque al escritor se la había olvidado escribirle al negro un pene.


CUENTO: NATTY
2010/08/28

Cuando Natty cierra los ojos, entonces despierta. Hay más razón en sus libros en blanco, que en los discursos de sus amantes que la quieren poseer. Natty baila en la penumbra, enciende la música del olvido, el silencio de sus voces. ¿De qué molécula no abandonaste lo que nunca tuviste? Natty posa los ojos al misterio, para reabrir abismos. Ella podía mirar su llegada en la distancia como en un sueño de fuego, como en un viento de sol. Enciende las velas que son cada vez más corazas en las casas marcadas. Siempre hay un cielo en la llegada del insomnio.

Natty baila desnuda y llora. Escucha el llamado en la distancia. Son las voces de sus antiguos dioses: “Cuando la vida se ve maltratada, uno se defiende por instinto. A veces no es sino el miedo, pero la noche dice que así sea.”

Natty sabe que cuando el miedo es casi negro, lo que hay dentro durmiendo en la noche, se convierte en fantasma. Ya no hay sopa que le dé hambre. Natty se sienta al borde de la cama. Se lleva las manos a la cara. Sus senos son pequeños, pero eso nunca importó. Se recuesta lentamente. Será una larga noche.


POEMA: SILENCIOS
2010/08/18

El reflejo de la luna tembló en el fondo del pozo
era la noche en que las estrellas decidieron extinguirse
había más de un grillo en silencio
no hubo homenajes
tampoco hubo llanto
el desconocido decidió morirse porque era lo mejor
para no tener recuerdos
para olvidar el viejo saxofón
o las pantorrillas sucias de miseria
inhaló su último cigarrillo en la escalinata invisible
subió el pedestal de hierro
se acodó por un momento en la terraza
no había más
todos lo habían abandonado
buscó la última sonrisa
la última pieza de jazz
la noche plutónica dictaba su sentencia
miró un poco más en la avenida
sólo oscuridad
sólo silencio.


COLUMNA: AMLO Y EL CUMPLEAÑOS DE FIDEL.
2010/08/13

Mucho se ha dicho del pronunciamiento que tuvo Fidel Castro con respecto al libro y a la figura de Andrés Manuel López Obrador. Sin duda, hay cientos de comentarios a favor, o descalificando este suceso. En mi columna trato un poco de entenderlo. Es noticia internacional y hay mucho que meditar al respecto.

LEER MÁS >>>


LA HISTORIA DE AURORA
2010/08/04

–Mi madre era sirvienta también –me dice Aurora, con su semblante desencajado. Aurora lava la estufa. –Trabajó en casa de un político durante veinte años (omito el nombre del “político” porque es una persona pública). Cuando Aurora me platica su historia, yo estoy de visita en casa de un amigo. “La patrona” le pide por el interfón un vaso con agua. Ella se seca las manos en un viejo mandil y corre…

 

LEER MÁS>>>

 


COLUMNA: 15 CONSEJOS BÁSICO DE SEGURIDAD
2010/07/29

Dada la situación que envuelve al país, la atmósfera de inseguridad, la violencia, las balaceras, el narcotráfico; debemos actuar con cierta cordura y tomar medidas que contrarresten el peligro a nivel personal, evitar ponernos en situaciones de riesgo. Lamentablemente, la situación se ha salido de control. Vivimos en un “Estado Fallido”, y tristemente, aunque las autoridades y el mismo Gobierno Federal se encarguen de negarlo (cosa que a muchos nos parece patético) sabemos que en cualquier momento podemos ser víctimas de un fuego cruzado, de un asalto a mano armada, de cualquier tipo de extorsión.

 

CONTINUAR LEYENDO>>>


LA CIUDAD ESTÁ LLENA DE PERROS
2010/05/13

La ciudad está llena de perros. Camino pegado mientras busco las llaves del auto. Una mujer de la noche se me acerca con sus piernas largas y su escote pronunciado. Salir de una junta en Tacuba por la noche es complicado. La miseria se respira en los montones de basura que hay en la esquina. Ella me sonríe mientras camina contoneando sus caderas. Podría ser hermosa, pero no irradia sensualidad, irradia hambre. Decido no apretar el botón de los seguros del auto. La miro. Ella me dice que si no quiero compañía. No quiero. Por alguna extraña razón siento una tristeza infinita. Quiero sacarle una fotografía, es todo. Pero tampoco traigo dinero para pagarle por una fotografía. Por instinto volteo a ver una sombra que está más allá. Es un tipo que está tras el montón de basura. Nos mira fijamente. “Tu padrote” le digo. Ella me dice que no es peligroso. Pero el  peligro se respira en México por todas partes.

Mi teléfono timbra pero no contesto. Sigo pegado al muro cuando una jauría de perros sale por la esquina. Uno de ellos trae a un gato en el hocico. Aún vive el gato, lo sé porque lanza sus últimos maullidos, pero otro perro lo toma de las patas y comienzan a jalarlo. Lo quieren destazar y yo siento náuseas. En la confusión y el ruido entro al auto. La mujerzuela se me acerca a la ventanilla. Yo enciendo el motor. El hombrecillo sale de las sombras y corre hacia nosotros. Yo acelero. Los dejo atrás. Alcanzo a ver como los perros corren. El gato ha muerto.

Decido acelerar y pasarme la luz roja. Una patrulla enciende sus farolas. Me indican que me detenga. Lo hago. Se baja un policía regordete. Me pide los documentos. El otro se acerca por la ventanilla del copiloto. Enciende su lámpara y comienza a iluminar el interior de mi auto. Le digo al oficialito de mierda que intentaron asaltarme mientras busco mi licencia. El policía no se inmuta. Por algún motivo comienzo a sentirme nervioso. El policía me dice que me baje del auto. Yo tengo la ventanilla abajo únicamente 10cms. El motor está encendido. De pronto acelero. Los policías se confunden y corren, con sus grandes estómagos, de regreso a su patrulla. Yo avanzo tres semáforos y me meto a una calle oscura. Apago las luces de mi auto. Veo por el retrovisor como pasan con la sirena encendida.

Enciendo el estéreo. Otro grupo de perros aparece cuesta abajo. Yo pongo reversa y regreso a la avenida. Avanzo hacia el periférico. Llueve. Aún estoy nervioso, enciendo un cigarro. Tras el cristal se agolpa el viento con su polvo y su lluvia. La luna mengua. Quiero llegar a casa. Esquivo el cadáver de otro perro. ¿Por qué la ciudad está tan llena de perros? Perros cuadrúpedos y perros políticos. Reconozco que los perros políticos son más hijos de puta y menos perros. Las luces de la ciudad se incrustan en mis pupilas. Tengo dolor de cuello. El mate me espera en casa.

 

CUENTITO: MAGDALENA Y EL JOVEN PINTOR
2010/03/17

El joven pintor abrió los ojos y descubrió que Magdalena aún bebía postrada sobre el sillón. La silueta bajo la lámpara se desvanecía entre los zurcos de humo que desaparecían en el techo raso. El fuerte olor a marihuana invadía la habitación. El laberinto se abría paso por el delirio de Magdalena. Magdalena no creía en el amor, y tampoco tenía tetas, sólo tenía una agradable sonrisa, y además no cobraba caro. El joven pintor no tenía talento. Pero era un buen cliente.


CUENTITO: PRIMER ENCUENTRO
2010/03/16

El payaso se quitó la nariz, se sacó el calzado, abrió una cerveza y se dejó caer en la silla afuera del remolque, justo detrás del circo. Adolfito miraba todo esto atónito. Ese fue su primer encuentro con un judío.


%d bloggers like this: