AVISO IMPORTANTE.
2016/10/03

Ha pasado mucho tiempo desde que no me siento a escribir. Y también ha pasado mucho en mi vida. Todo ha cambiado desde que mamá se marchó. Y con ella, algo murió dentro de mi. No quiero pensar que el talento se fue. Pero cada vez escribo más delirante. Escribo con rabia, sin tomar en cuenta la forma o el estilo. Y no es intencional. No quiero justificar lo que voy a comenzar.

Muchas veces he tenido ganas de llorar. Pero no exactamente por depresión. Aunque debo reconocer que perdí el interés a muchísimas cosas después de lo de mamá. Ahora me angustia saber que ya no aparecerá por el blog. Ni me llamará para reírse de alguna tontería escrita acá. Me angustia saber que ya no llegará a casa a visitarme. Ni tomaremos juntos un avión o una ruta. Que los logros que pueda tener en mi vida, ella ya no los verá. Me he cansado de tanatólogos y consejos. Y nada queda atrás. Al menos el amor que mamá y yo teníamos.

Aún me río de muchas cosas. Todavía me acuerdo de chistes. He cerrado mi círculo social totalmente. Muy pocos son los que están. Y ellos se saben pocos. Aunque conozco a muchas personas, finalmente uno puede estar solo entre los demás.

Bien, después de esto, sin más preámbulos, llego a la intención real de este post. He decidido comenzar una nieve serie de poemas, disléxicos. Porque el llanto no lleva una lógica ni un ritmo. Podría ser una dislexia en donde se conjugan muchos sentimientos ilógicos. Casi esquizofrénicos. Y con esa intención, con la primera idea, voy a comenzar a publicar esos poemas aquí, queridos forenses. No esperen una estética pulcra. Tampoco esperen mucho. Lo que sí es real, es que serán poemas honestos. Escritos en el momento del caos.

Gracias por los que me han escrito pidiendo que regrese al blog. Aquí me tienen. Con la misma rabia de siempre.
Sigan siendo buenos, queridos.

POEMA: DISPARO 1
2014/03/06

Creer como si se hubieran agotado todas las opciones
crecer como ectoplasma
extender el veneno de tu sexo
o rumiar por años la derrota
el dolor no se esconde
se manifiesta en todo momento
hasta en los huesos rotos
escribir nunca fue un arte
o esclavitud de virtuosos
o de imbéciles
amar aún pese al dolor de cráneo antiguo
calzadas y baldosas húmedas de llanto
viento que trae murmullos de lejanos rastros
arrullos y cielos que ya no sangran
todo deja de ser o brillar en la noche de Dios
talones cansados
obesos obsesionados con adelgazar
la vida en un cuarto oscuro
y la rabia que cuelga de una quijada rota
el tiempo no perdona
todo parece estar en perfecto orden
dulce sicario de buena voluntad.

 

THIS IS THE END
2011/09/30

(…) Of our elaborate plans, the end
Of everything that stands the end
No safety or surprise, the end
I’ll never look into your eyes…..again

The Doors

Lloramos tantas veces tomados de la mano
miramos el futuro como un puñado de buena fortuna
parecíamos tan invensibles
tan insaciables
tan eternos
escribimos con jadeos nuestra historia
éramos animales en celo
fantasías recurrentes
amor epidérmico
levantamos murallas de arena para salvaguardarnos
no había otra cosa que nosotros
nuestro amor era viento y estrellas
dijiste: “Nunca voy a estar con otro hombre”
yo dije: “No imagino mi vida sin vos”
y nos abrazamos tan significativamente
podía ser Otoño o Verano
el tiempo era solo una limitante y no un lastre
se nos acababa la noche
y salíamos con nuestras ojeras a comprar víveres
éramos felices
irreverentes
sensuales
después llegaron los celos
los cambios de talla
las preocupaciones y el pasado
había noches que moría si no sabía nada de ti
éramos sigilosos y ágiles
inventábamos cualquier pretexto para acariciarnos
los ideales eran tan iguales
los sueños eran tan parecidos
pero pronto pasó esa magia
regresaron nuestras manías
el materialismo
el egoísmo
algún día lloraremos en silencio ante el recuerdo
la vida pasará
será lo mismo
sabremos que pudimos hacer mucho
seremos viejos y sabios
tendremos el recuerdo que nos formó
o el olvido
como suele suceder.


POEMA: YUCUMA 5
2011/08/25

Yucuma
el silencio es la pausa de los cuerpos
sabemos navegar por aguas tristes
y sin embargo
las lágrimas son la moneda del silencio
afuera siempre llueve
no hay paz ni siquiera un momento
la selva es un rumor que no termina
hay rinocerontes que tallan sus cuerpos
en barro y en postes
el fuego no perdona Yucuma
se escucha aún el estertor de cuerpos
los astros y los cometas confabulan
no hay apareo de estrellas con hoyos negros
siempre nos pareció absurdo el hombre
suicidándose a través de otros hombres
eso es le guerra Yucuma
no nos vamos sin pagar lo que debemos
¿Te has fijado como el hombre se prepara
y con un simple huracán todo se destruye?
No existe un hombre eterno
ni siquiera un momento
Yucuma
vivimos solo un instante
no sabemos más
el arte nos rescata de ser parásitos
o flores
pero ya suena el viejo djembé en el corazón de la selva
tienes a toda África atrapada en tus ojos
Yucuma
tu desnudez es patria bendita
¿Reconciliaste con la vida
al colibrí?


VAGABUNDEOS
2011/07/29

Vagabundear por la avenida de tus muslos es únicamente el pretexto para contener mis titubeos y mis desordenados pensamiento de cuando tu desnudez deja de ser una añoranza para convertirse en una tibia realidad.


POEMA: YUCUMA 4
2011/07/02

Yucuma
la existencia es simple
nacemos y morimos
nos entierran bajo el polvo de los muertos primeros
y esa es la evolución y el legado
de una humanidad que se autodestruye todo el tiempo
yo en mi caso
Yucuma
nunca me canso de nacer
pero resulta que me sobran todos mis muertos
los acomodo en los cajones de la memoria
y cuando duermo y cuando estoy despierto
ellos caminan conmigo
como si no supieran que están muertos
y me lleno de pestañas la mirada
porque la gente nada entiende de fantasmas personales
porque eso asusta
y si río
o si lloro
ellos están ahí
acechándome todo el tiempo
estáticos
recordándome todas las cosas que no hice
Yucuma
nunca supe qué hacer con mis muertos
porque sucede que mis muertos no murieron para morir
es extraño Yucuma
pero mis muertos estén más vivos que nunca
que me consuelan cuando todo está mal
con un diálogo serio y silencioso
porque los muertos se ponen serios cuando mueren
y no sonríen
ni siquiera me hablan
y así no podemos saldar las cuentas del pasado
ni tomar un helado
ni bailar un tango en París o en Buenos Aires
a veces mis muertos
quieren conformarse con morder mi nuca
justo cuando estoy intentando hacerme amigo de la vida
Yucuma
a veces hago el amor para ver si así
se me olvidan mis muertos
o se me mueren de veras
pero ellos siempre regresan
Yucuma
para despedirme como Dios manda
de cada uno de ellos
para asegurarles
que nunca dejaré de hacer las cosas que les prometí
porque ellos un día dejaron de sonreír
y se pusieron serios y murieron
eso lo sé
porque a veces se me quedan mirando
con los ojos llenos de vida
y yo me lleno de peces la boca
nunca supe qué hacer con ellos
Yucuma
cuida con tu vida al colibrí.


POEMA: YUCUMA 3
2011/06/28

La tormenta hizo estragos
arriba en la montaña
Yucuma
de nada valió resguardarse
o perecer
llorar consuela
pero los muertos siguen ahí
despiertos al abismo
fríos como si estuvieran envejeciendo
el clan se desdibuja
se respira tristeza
o impotencia
las manadas cruzan el valle lentamente
como desvalidos
o en espera
del colapso total
ya no siempre es primavera
Yucuma
la selva tiene el rumor de final
de vacío de eternidad
el rinoceronte se deja ver unos instantes
cruza el umbral de la fascinación
este es el juego
cada quien con una piedra en la mano
entonando el canto olvidado por el rencor
siempre hay un buitre en espera de la caída de alguno
los ojos brillosos
de lágrimas o esperanzas
tener tatuajes
Yucuma
para comenzar a creer en algo
puedes ceñir la piel con el ardor de las estrellas
o hablar de sirenas sin saber
grabar obscenidades en un árbol
o dormir en cubierta
¿Liberaste al colibrí?


POEMA: YUCUMA 2
2011/06/24

Después de todo
Yucuma
el viento es el pretexto más loable
para evidenciar caricias
o escribir tristezas con pedazos de hielo
la danza del viejo chamán
Yucuma
lava las culpas de los abuelos primeros
la revolución se gesta en la miseria
en la injusticia
rinoceronte sideral
desde la decadencia del reino
Yucuma
todo parece igual
el chamán ya no danza sin paga
las culpas crecen como hiedra
todo lo cubre
todo lo mata
la violencia también es una patada testicular
se cocinan fórmulas
se inicia la desesperanza
Yucuma
la lluvia no lava culpas
solo inunda ciudades
o cubre a los cadáveres
el djembé suena
con su rítmica nostalgia
en la noche eterna
la noche en que la selva comenzó a ser rumor
y recuerdo
Yucuma
¿Salvaste al colibrí?


POEMA: YUCUMA 1
2011/06/09

Yucuma
tristeza de libélula
sueño invernal
rinoceronte de papel
el tiempo es la tormenta que todo aisla
con la vertiginosidad de un relámpago
son las voces antiguas
el viejo djembé
retumbando en el corazón de la jungla
Yucuma
no todo es agua que corre
ni estepa de viento
hay dolor en las paredes cerebrales
los niños y el hambre
esa calamidad
la evolución y el dolor
esa mierda de siempre
arriba en la montaña siempre llueve
Yucuma
son las lágrimas de los dioses
el dolor antiguo
la historia sin fin
morir
nacer
vivir
esa chingadera Yucuma
el tiempo todo lo entierra
todo lo olvida
Yucuma
no dejes morir al colibrí.


POEMA: ESQUIZOFRENIA l
2011/05/27

Una caja de madera al fondo de la memoria
un sobresalto
un pequeño vaivén en los espasmos cerebrales
se escribe el día con humo o agua en el asfalto
un puñado de recuerdos se revuelven bajo una telaraña
todo es igual
de nada sirve hacerse una lobectomía para dejar de pensarte
guardar mis lóbulos frontales del cerebro en un frasco
y llevártelos como regalo de San Valentin
el viento confunde la sal con la sonrisa
se resuelven magias con algoritmos ficticios
todo es igual que antes
la sombra de un rinoceronte que no existe
o las dunas de un desierto a corazón abierto
la lluvia resbala por el cristal de mi ventana
todo sucede allá afuera
es como acariciar a la serpiente que te morderá mañana
la vertiginosidad del olvido
el caos de un beso bajo la lluvia
los versos que no se escriben
tu muerte prematura
tu vida sin mi
tu soledad acompañada de recuerdos
las cajas de madera
las telarañas
en el calor las melancolías son menos intensas
se escriben las profecías en una hoja amarillenta
se pierde la esperanza
las bestialidad de los puentes
los amantes tristes que se pierden con la luna
la esquizofrenia que supone tener sed galáctica
o insomnio sideral
después todo es silencio
después la nada
el recuerdo de una caja de madera
que no tiene más que un abismo de recuerdos
que se pierden bajo la lluvia.


%d bloggers like this: