Archive for the ‘Yucuma’ Category

POEMA: YUCUMA 7
2015/02/04

La oscuridad alucinante y sempiterna
el roer silencioso de los huesos
esos vasos llenos de aguardiente y esperanzas
las piernas sucias
Yucuma
el delirio de los abuelos del mundo
el solsticio que cabe en un nanosegundo
o la serpiente que devora a un nopal sobre un águila muerta
ya no somos las moléculas de antes que provenían del carbón estelar
Yucuma
la gran fuga
de Dios extraterrestre
y los cánticos de ángeles obesos
sonrientes y glotones
adorando a una prostituta encadenada
de nada sirve elevar las velas
y navegar entre fantasmas o hímenes
la selva es cabrona
Yucuma
el amor debió brotar de la tierra como una plaga mortal
lenguas metálicas que lamen quijadas rotas
o el viejo rinoceronte que se cree gacela
podemos vagabundear por las avenidas de los muslos
creer una vez más en el calor de la estufa
o cocinar un huevo revuelto en silencio
Yucuma
no dejes abierta la ventana
ni la posibilidad
de una mariposa seca
guardada en una Biblia
traducida al mandarín.

POEMA: YUCUMA 6
2015/01/30

Volver a la quintaesencia
del paraíso que fuimos
Yucuma
creer que todo pasa por algo
creer en Dios
por creer en algo
buscar a hurtadillas tus rastros
bajar a cuentagotas la guardia
llorar de asco
cerrar los puños de rabia
de vergüenza
el laberinto es fugaz
los protones rompen las retinas
nos sangra la mirada
nos sangran las nomenclaturas
hay odios antiguos
lealtades oscuras
se vencen los músculos
nos duele el dolor de antaño
el fotón que enceguece a la retina
las nubes de cloroformo
la nada
se abren las puertas de una ciudad en ruinas
Yucuma
caen los ídolos de yeso
las esculturas
sus reyes y sus putas
¿Por qué amarraste al colibrí?

PRINCESA NEGRA, INTENTO 1
2014/01/19

La princesa negra
baila su danza sensual
entre las sombras
los tambores abren la noche
y ella parte hacia el mar
desnuda
cansada de ser viento
Yucuma
de ser colibrí sin alas.

View on Path

POEMA: YUCUMA 5
2011/08/25

Yucuma
el silencio es la pausa de los cuerpos
sabemos navegar por aguas tristes
y sin embargo
las lágrimas son la moneda del silencio
afuera siempre llueve
no hay paz ni siquiera un momento
la selva es un rumor que no termina
hay rinocerontes que tallan sus cuerpos
en barro y en postes
el fuego no perdona Yucuma
se escucha aún el estertor de cuerpos
los astros y los cometas confabulan
no hay apareo de estrellas con hoyos negros
siempre nos pareció absurdo el hombre
suicidándose a través de otros hombres
eso es le guerra Yucuma
no nos vamos sin pagar lo que debemos
¿Te has fijado como el hombre se prepara
y con un simple huracán todo se destruye?
No existe un hombre eterno
ni siquiera un momento
Yucuma
vivimos solo un instante
no sabemos más
el arte nos rescata de ser parásitos
o flores
pero ya suena el viejo djembé en el corazón de la selva
tienes a toda África atrapada en tus ojos
Yucuma
tu desnudez es patria bendita
¿Reconciliaste con la vida
al colibrí?


POEMA: YUCUMA 4
2011/07/02

Yucuma
la existencia es simple
nacemos y morimos
nos entierran bajo el polvo de los muertos primeros
y esa es la evolución y el legado
de una humanidad que se autodestruye todo el tiempo
yo en mi caso
Yucuma
nunca me canso de nacer
pero resulta que me sobran todos mis muertos
los acomodo en los cajones de la memoria
y cuando duermo y cuando estoy despierto
ellos caminan conmigo
como si no supieran que están muertos
y me lleno de pestañas la mirada
porque la gente nada entiende de fantasmas personales
porque eso asusta
y si río
o si lloro
ellos están ahí
acechándome todo el tiempo
estáticos
recordándome todas las cosas que no hice
Yucuma
nunca supe qué hacer con mis muertos
porque sucede que mis muertos no murieron para morir
es extraño Yucuma
pero mis muertos estén más vivos que nunca
que me consuelan cuando todo está mal
con un diálogo serio y silencioso
porque los muertos se ponen serios cuando mueren
y no sonríen
ni siquiera me hablan
y así no podemos saldar las cuentas del pasado
ni tomar un helado
ni bailar un tango en París o en Buenos Aires
a veces mis muertos
quieren conformarse con morder mi nuca
justo cuando estoy intentando hacerme amigo de la vida
Yucuma
a veces hago el amor para ver si así
se me olvidan mis muertos
o se me mueren de veras
pero ellos siempre regresan
Yucuma
para despedirme como Dios manda
de cada uno de ellos
para asegurarles
que nunca dejaré de hacer las cosas que les prometí
porque ellos un día dejaron de sonreír
y se pusieron serios y murieron
eso lo sé
porque a veces se me quedan mirando
con los ojos llenos de vida
y yo me lleno de peces la boca
nunca supe qué hacer con ellos
Yucuma
cuida con tu vida al colibrí.


POEMA: YUCUMA 3
2011/06/28

La tormenta hizo estragos
arriba en la montaña
Yucuma
de nada valió resguardarse
o perecer
llorar consuela
pero los muertos siguen ahí
despiertos al abismo
fríos como si estuvieran envejeciendo
el clan se desdibuja
se respira tristeza
o impotencia
las manadas cruzan el valle lentamente
como desvalidos
o en espera
del colapso total
ya no siempre es primavera
Yucuma
la selva tiene el rumor de final
de vacío de eternidad
el rinoceronte se deja ver unos instantes
cruza el umbral de la fascinación
este es el juego
cada quien con una piedra en la mano
entonando el canto olvidado por el rencor
siempre hay un buitre en espera de la caída de alguno
los ojos brillosos
de lágrimas o esperanzas
tener tatuajes
Yucuma
para comenzar a creer en algo
puedes ceñir la piel con el ardor de las estrellas
o hablar de sirenas sin saber
grabar obscenidades en un árbol
o dormir en cubierta
¿Liberaste al colibrí?


POEMA: YUCUMA 2
2011/06/24

Después de todo
Yucuma
el viento es el pretexto más loable
para evidenciar caricias
o escribir tristezas con pedazos de hielo
la danza del viejo chamán
Yucuma
lava las culpas de los abuelos primeros
la revolución se gesta en la miseria
en la injusticia
rinoceronte sideral
desde la decadencia del reino
Yucuma
todo parece igual
el chamán ya no danza sin paga
las culpas crecen como hiedra
todo lo cubre
todo lo mata
la violencia también es una patada testicular
se cocinan fórmulas
se inicia la desesperanza
Yucuma
la lluvia no lava culpas
solo inunda ciudades
o cubre a los cadáveres
el djembé suena
con su rítmica nostalgia
en la noche eterna
la noche en que la selva comenzó a ser rumor
y recuerdo
Yucuma
¿Salvaste al colibrí?


POEMA: YUCUMA 1
2011/06/09

Yucuma
tristeza de libélula
sueño invernal
rinoceronte de papel
el tiempo es la tormenta que todo aisla
con la vertiginosidad de un relámpago
son las voces antiguas
el viejo djembé
retumbando en el corazón de la jungla
Yucuma
no todo es agua que corre
ni estepa de viento
hay dolor en las paredes cerebrales
los niños y el hambre
esa calamidad
la evolución y el dolor
esa mierda de siempre
arriba en la montaña siempre llueve
Yucuma
son las lágrimas de los dioses
el dolor antiguo
la historia sin fin
morir
nacer
vivir
esa chingadera Yucuma
el tiempo todo lo entierra
todo lo olvida
Yucuma
no dejes morir al colibrí.


POEMA: YUCUMA
2010/07/16

Con la sonrisa pálida
los ojos con brillo dudoso
la tregua
el pergamino abandonado
el escalofrío
puertas que se abren
mentiras piadosas
sui generis
calabozo
camisa de fuerza
bozal
recuerdo que lagrimea
pecho inflamado
la patada al vientre
el derrumbe de alguna torre
ardor de garganta
ardor de pecho
ganas de morir en cualquier parte
tristeza
nostalgia efímera
libertad
polvo de cadáver
candados
la vida es bella
la vida es una cabrona
la vida de otros
la vida de uno
la vida misma
la montaña que se desgaja de a poco
el perverso ruiseñor
Yucuma
baila con la danza de los abuelos
entre el trance y la miseria
Yucuma
baila un poco para olvidar
baila la danza del metrobús
de la jauría de perros
Yucuma
la vida es tu raptora
tu propio veneno
la ciudad de viento y concreto
son las nebulosas que colapsan
la ciudad es olor a muerte
a miseria
Yucuma
no es momento de extender los brazos
y dejarse caer al precipicio
no sabrás como terminó todo
Yucuma
rescátate
resguárdate
vence
no habrá besos del adiós
tampoco veneno suficiente
para matar a tanto fantasma
llevarás el rostro de los antiguos
como un tatuaje de perdón
reptarás
Yucuma
entonces piedras
lunas eclipsadas
cantos del oboe
un djembé sonando en lo profundo de la selva
habrá jeringas y mentadas de madre
estarán los enfermeros
para curarte o violarte
habrá caos
abrirás las alas
fuego sobre fuego
vientre leal
hinchado
sin vida
piedra del desierto
ciudad que yace en el fondo del mar
isla siniestra
oasis nuclear
misiles
guerra
odio
exterminio
pobreza antinatural
seguirá nevando o lloviendo
seguirán los puños cerrados
las lágrimas desesperadas
habrá noche sideral
noche plutónica
Yucuma
todo seguirá igual.


%d bloggers like this: