Archive for the ‘Instantánea’ Category

VIERNES FOTOGRÁFICO: APACHE
2018/05/11

Esto días son muy difíciles para los que hemos perdido a mamá. Me gusta pensar que ella me mira y aún la hago sentir orgullosa. He estado meditabundo y triste con respecto a ello. Por otro lado, quise hacer el Viernes Fotográfico, esta sección tan aclamada en los círculos más prestigiosos de fotografía y arte; y por la gente común que llega al blog por accidente o para stalkear. Para todos vosotros. Bueno, y los lectores de siempre que me han acompañado por más de dos lustros.

Este es uno de esos simulacros de cuando hice el servicio militar. Sean buenos, coman frutas y verduras, hagan el amor y no la guerra y por favor, no se hurguen la nariz cuando el semáforo quede en rojo.

Ya saben que si pinchan sobre la imagen y le dan un like en Instagram, participan en la rifa de un viaje todo pagado a casa. Sigan participando.

M2ATK

LUNA ABRIL
2018/04/30

Me gusta pensar que la luna está ahí, como un testigo inescrutable. Silenciosa y etérea. Fascinante. Cuando es luna llena, me angustian muchas cosas, sin motivo aparente.

Obviamente al estar constituido en mi mayoría en agua, tendría que afectar directamente algunos fluidos del cuerpo. Para Mark Filippi, existe una conexión entre las fases de la Luna y cuatro neurotransmisores básicos: Primera semana lunar: acetilcolina; segunda semana lunar: serotonina; tercera semana lunar: dopamina; cuarta semana lunar: norepinefrina (o noradrenalina).

Si bien las razones de esta influencia lunar se desconocen de manera específica, se intuye que esto se debe a que el ser humano está compuesto mayoritariamente de agua, que es la sangre que, a su vez, lleva oxígeno, nutrientes y neurotransmisores a diferentes partes del cuerpo. La fuerza de atracción de la Luna permite ejercer un efecto sutil a este sistema acuático de distribución: “En la tierra hay arroyos, ríos y océanos. En los seres humanos hay canales y meridianos. Todos ellos con influencia mutua”.

Filippi proclama la importancia de know thy soma –conocer el cuerpo– a través de la observación de la naturaleza y su sistema integral. De manera que al observar el calendario lunar, es posible experimentarlo en el cuerpo como un antiguo reloj interno. La influencia del calendario en el cuerpo, según las cuatro fases lunares, puede interpretarse de la siguiente manera:

Luna Nueva/Cuarto Creciente – Acetilcolina.
Se trata de la primera semana del ciclo lunar, la cual se experimenta como una inclinación filial –filosomático–. Nos volvemos más sensibles

Cuarto Creciente/Luna Llena – Serotonina.
Es la segunda semana, la ontosomática, la cual posee mucha energía, concentración mental y creatividad.

Luna Llena/ Cuarto Menguante – Dopamina.
La semana de la dopamina, o la ecosomática, es una semana de distracción y divertimento, involucrando las actividades sociales y ecológicas –como la empatía–. Está asociada con las experiencias y estímulos que producen experiencias de placer, recompensa y excitación.

Cuarto menguante/ Luna nueva – Noradrenalina.
La semana de lo exosomático es una fase de fight or flight –huir o pelear–, como un estado defensivo en el que intrínsecamente queremos protegernos. Se dice que hay mucho análisis y poca inspiración, pues se trata de un estado hiperbinario, unidireccional y agresivo. Es un regreso, aunque parcial, al cerebro reptiliano.

¿El influjo de luna llena nos afecta mentalmente? El estudio de Beleville y colaboradores en la Universidad de Laval del año 2012, defiende que la luna no nos afecta psicológicamente. Examinaron la relación entre las fases de la luna y el número de pacientes que llegaban a la sala de urgencias de un hospital por problemas psicológicos. Evaluaron en el lapso de tres años a los pacientes que llegaban por urgencias, la mayor parte de los cuales sufrían de ataques de pánico, ansiedad, trastornos del estado de ánimo o pensamientos suicidas.

Estos científicos observaron que no existe el efecto de luna llena o de luna nueva en los problemas psicológicos. Esto contradice el pensamiento popular, ya que un 80% de los enfermeros y el 64% de los médicos creen que el ciclo lunar realmente afecta a la salud mental de los pacientes.

Un mito muy difundido es que la Luna –especialmente la llena– tiene efectos concretos sobre el cuerpo y los ingresos a hospitales: algunas versiones indican que es más fácil sufrir hemorragias, pero que también existen más nacimientos durante esta fase del desarrollo lunar. La periodista Mona Chalabi se dedicó a informarse sobre este mito buscando algo que diera en el clavo en la literatura científica. No sólo se encontró con que no existe una relación directa, sino que hay estudios que incluso demuestran lo contrario (i. e. que la Luna es inocente en los caprichosos ciclos humanos).

Solamente un estudio español de 2004 encontró una conexión directa entre admisiones hospitalarias y la fase lunar. El primer error del estudio es asumir que la Luna “trabaja” en un horario similar o paralelo al humano. No podemos técnicamente decir que “hoy” haya luna llena (o nueva, o creciente, para el caso), sino que la Luna entra en esa fase según patrones que los expertos miden en minutos, ni siquiera en días. Además, los académicos españoles basaron su análisis en 447 entradas hospitalarias entre 1996 y 1998, lo cual es una muestra realmente muy pequeña como para desbancar (o confirmar) un mito tan popular.

El problema suele ser que sufrimos de sesgos incluso cuando investigamos: a veces deseamos comprobar tanto un prejuicio que terminamos por hacernos explicaciones incompletas, incluso irracionales, sobre las cosas, con tal de adquirir una certeza. Por si se lo preguntaban, otras cosas por las cuales la Luna NO es responsable son: “psicosis, depresión y ansiedad; comportamiento violento y agresividad; infartos; suicidio; tasas de abstensionismo; falla coronaria; concepción por fertilización in vitro; cirugía y sobrevivencia de cáncer de seno; resultado de una cirugía (en general); cólico renal; altas hospitalarias (en general); y accidentes automovilísticos” (más datos en “Respuesta humana a los ciclos geofísicos”, en inglés).

Probablemente la Luna –ese satélite que los astrónomos no alcanzan a definir completamente ni siquiera como satélite o como planeta– sólo sea responsable de un alza considerable de fotos de lunas en Instagram y redes sociales, y de comportamientos “lunáticos” que probablemente se presentan también durante otras fases.

Pero a mí me afecta, forenses, y mi mejor laboratorio de análisis es mi propio cuerpo. Si bien es cierto que es famoso el caso de Bethlem, un célebre hospital mental londinense, donde encadenaban a los pacientes a sus camas, como medida preventiva, durante las noches de Luna llena. Pero no hace falta retroceder siglos atrás: en la actualidad, la Real Academia Española recoge en su diccionario la palabra ‘lunático’ como aquella persona ‘que padece locura, no continua, sino por intervalos’.

Sea cual sea la situación de influencia, nosotros somos parte del cosmos, y cohabitamos con las estrellas. Formamos parte de un todo. Y hay miles de conexiones que la ciencia, la astrociencia, la fisica cuántica, no han podido explicar, como la materia oscura y esa conexión “neuronal” entre galaxias (y se especula que los universos deberían tambien estar unidos, con materia oscura, etcétera.

En alguna clase se inició este debate y recuerdo que yo dije que mis erecciones eran más infinitas en luna llena. Me sacaron de la clase, pero aún siguen molestándome mis ex compañeros con esa frase célebre e inolvidable “mis erecciones son más infinitas en durante la luna llena”.

Ahora es cuando ustedes se preguntarán por qué escribo tanto respecto a la luna, muy simple, porque he tomado esta fotografía y la he subido a Instagram.

@M2ATK

La mancha que se ve sobre la luna, en la parte inferior derecha, es la silueta de un avión, y llevaba años buscando una instantánea así; la he tomado con una cámara DSLR Nikon D300, AF Zoom Nikkor 55-300mm y zoom digital, con diafragma f/11 velocidad 1/500 e ISO 100, ¿O creían que la había tomado con la cámara del iPhone? Ternuritas, es que Instagram los ha hecho creerse fotógrafos.

Den click sobre la foto, forenses lunáticos, y vayan por el mundo hablando de lo que hoy aprendieron aquí, en mi blog, que es su casa y fuente de sabiduría.

Sean buenos y no anden asesinando a nadie durante la luna llena.

SE LE PUDRIÓ LA NAVIDAD AL GORDO
2014/12/27

Me da cierta nostalgia y risa esta situación. Pero debo hablar de mi vecino. Mi vecino no es mi amigo. No quiero que lo sea. Y no creo que él quiera ser mi amigo también. Y es algo que me chupa un huevo. Es un tipo de edad indefinida. Lo tolero porque debo tolerar ciertas cosas que no están a mi alcance cambiar. Debe tener más de cincuenta años. Nunca trabajó y nunca tuvo pareja. Es gordo. Y muy extraño. Y su gran obsesión, es adornar su casa para Navidad.

Según mis cálculos, debe tener invertido alrededor de $20,000 USD en todo este espectáculo del tercer mundo. Según la tradición que él mismo se impuso, cada año le añade una pieza nueva a esta colección. Yo simplemente detesto esta situación, porque pasa mucha gente, estacionan sus autos por todas partes, y siempre están obstruyendo mi cochera. Gordo de mierda.

Él, generalmente, comienza a adornar en Noviembre, y prepara todo este tinglado para Nochebuena; pero este año algo sucedió desde que amaneció: no paró de llover. Así que no pudo encender sus putas luces, para evitar un cortocircuito… sabia decisión.

Gracias Papa Noel. A veces tienes cada puntada, que casi vuelvo a creer en vos. Bueno, tampoco es para tanto.

NAVIDAD
2012/12/26

Después de todo, Navidad es una de las épocas que más disfruto del año. Desde niño estas épocas me derriten. Mis recuerdos casi siempre son los mismos. Mi familia, pequeña, reunida en la mesa, con la cena, la charla, las velas, el árbol de navidad, las luces, las ansias por los regalos, la música de fondo. Mi padre al lado de mi madre. Mis hermanos…

Pocas veces al año coincidimos en una cena con esa ceremonia. Pocas veces estamos reunidos. La Navidad, es un pretexto para estar juntos, para reiterar el amor que existe entre nosotros. Amo aquellos tiempos en los que me iba a la cama y esperaba a Santa Clous hasta que me vencía el sueño. Añoro cuando me despertaba emocionado por los juguetes, y corría en pijama a buscarlos bajo el árbol. Echo tanto de menos esas Navidades de cuando era niño.

Fui un niño muy feliz, demasiado feliz. Jamás voy a tener una Navidad completa si alguno de los miembros de mi familia llegase a faltar. He crecido, pero mi corazón, mis ansias, mis sueños, se quedaron en mi niñez, en mi mamá con su cabello hermoso, con su sonrisa, o en mi padre con su mirada tranquilizante, cuidándonos, llenándonos de amor; de aquella época de cuando era niño, y lo único que importaba es que fuera feliz.

Gracias Mamá, gracias Papá.

PD. Feliz cumpleaños, Jesús de Nazareth.

VIERNES FOTOGRÁFICO: LA TORRE
2012/02/10

Paso diario por esta torre que está sobre Insurgentes. Sin embargo no había podido lograr una buena fotografía hasta que me encontré en la playa del estacionamiento de un Scotia Bank. El filtro es un Red Vintage. La fotografía reto, simulando esas viejas cámaras Lomo, los Cross Processing’s, esa “artesanía” queda hoy simulada perfectamente en esta era digital. Habrá muchos fotógrafos de la vieja escuela que pelearán hasta morir los films. Yo en mi caso, amo el film, pero también la fotografía digital. Esta fotografía es totalmente Digital.

VAGABUNDEOS
2011/07/29

Vagabundear por la avenida de tus muslos es únicamente el pretexto para contener mis titubeos y mis desordenados pensamiento de cuando tu desnudez deja de ser una añoranza para convertirse en una tibia realidad.


VIERNES FOTOGRÁFICO: FÉLIX IN YELLOW
2011/06/04

Esta es una de las fotografías que más me ha gustado de esta semana. Quizá por el momento, la composición casi accidental y el proceso de manipulación digital. El resultado es este. Mi gato Félix en el pasillo de casa. Sean buenos, forenses.


CÓMIC: ÉL NO PIDIÓ SER…
2011/06/03


VIERNES FOTOGRÁFICO: CUETZALAN CENTRO HISTÓRICO
2010/05/07

Si de pueblos mágicos se trata, Cuetzalan es un claro ejemplo de esa gran magnificiencia. Recuerdo que manejé 80 kms. por una carretera errada, y en la caseta se rieron de mí. Pero eso no importó. Nunca encendí el GPS, por ahorrar batería en mi teléfono (aunque ahora sé que hubiera salido más barato comprar un cargador en el hotel). ¿Porqué me gusta Cuetzalan? Simplemente por su arquitectura, su gastronomía y la neblina, esa cabrona que  es una caricia irreductible a los sentidos. Este es el centro de Cuetzalan, justo a un lado de la Catedral. El esdificio me parece flotar en el tiempo, congelado en la historia. Yo no podría vivir en un mundo en donde no existieran las cosas bellas. Que Dios bendiga a México.

 

VIERNES FOTOGRÁFICO: METRO
2010/01/08

Viajar en el metro de la ciudad de México, requiere entre muchas otras cosas, una habilidad impresionante para encontrar asientos vacíos, un fuerte instinto de sobrevivencia, y sobre todo, una gran tolerancia a los bestiales apretujones de los que puedes ser presa. Tienes que cuidarte de que no te roben el móvil, la billetera, y que no te toquen el culo más de la cuenta. También supone una gama de aromas, casi todos vomitivos, y una gran variedad de vendedores, grandes personajes de la cultura popular, que usando una gran imaginación, te hacen llegar productos de muy baja calidad, de confección china y en la mayoría piratas. Y sin embargo, como si se tratara de un deporte extremo, hice uso de este servicio hace un par de semanas, y debo confesar que lo disfruté como cuando me tiraba del bongie hace más de 3 años…

%d bloggers like this: