Archive for the ‘Diario’ Category

EL CHE
2018/04/22

Si bien es cierto que la imagen icónica tomada por Alberto Díaz (Korda) fue retocada por Jim Fitzpatrick y que después un vival pintorcillo la plagió tratando de imitar la imagen de Marlyn Monroe hecha por el homosexual Andy Warhol*, es conocida por todos, no deja de llevarme a la nostalgia. Y no vengo a hablarles de historia de esa fotografía o el marketing mediático de esta afamada imagen, sino de mi sentimiento.

Fui un verdadero fan del Che en mi adolescencia, y seguí la ruta del Che descrita en los libros, en el diario de Bolivia, y las crónicas de Taibo II. Esta mañana he recibido desde Italia una chapa para el auto que me hizo sonreír. Y obviamente no se la pondré al auto, sino que la colgaré en algún muro.

Se me vinieron las interminables charlas que tuve con mamá acerca del comunismo, de la revolución, del Che Guevara. Lloré no por el Che, sino que estoy demasiado sensible por la quimioterapia que he tomado, y de pronto necesité a mi mamá que me abrazara y me dijera que todo iba a estar bien. Y todo va a estar bien, porque nosotros nunca bajamos los brazos. Hasta la victoria siempre. Recordé un cartel que mamá me regaló y que les comparto:

Y ya entrados en la revolución, sintiéndome como un comunista con iPhone, busqué una imagen para usar de Wallpaper en mi lock screen y es un retablo pintado con el background de la bandera cubana.

Y no es que quiera hablar del Che ahora, haré un post en algún momento de los lugares que visité siguiendo esa ruta del Che. Solo que hoy es Domingo de Cómics, y al recibir este regalo, decidí dedicarle este post al Che y a Korda. Ambos los héroes de mi niñez.

Sean buenos mientras puedan, forenses.

Y como bonus track les dejo esta versión por Carlos Puebla, de un disco que compré en La Habana titulado Hasta Siempre (Creo que me gusta también la versión de Compay Segundo) Comandante Che Guevara.

*Nota aclaratoria: Lo de “el homosexual de Andy Warhol”, era para hacer más dramática la redacción, y no va con ningún tinte homofóbico. Nunca me odien comunidad LGBTTTIQ 😅

Domingo Santana
2018/04/01

Amigos ciudadanos del mundo y compatriotas, forenses del amor y forenses del formol, queridos lectores todos. Hoy quise hacer algo diferente con respecto al Domingo de Cómics. Hoy voy a hablarles de un juego de Baseball. El famoso MLB9INNINGS18. No sé si en México haya muchos jugadores, al menos en el chat interno he encontrado a muchos norteamericanos y asiáticos. Lo fascinante de este juego es que el calendario interno está sincronizado con el calendario oficial de la MLB (Major League Baseball) así que juegas los juegos que están sucediendo en tiempo real. Y lo fascinante es que tienen todas las licencias para que las cartas de los jugadores sean con los skills reales, las características de cada jugador, los números, estadísticas, etcétera.

El baseball es tan estratégico casi como una partida de ajedrez. Y eso es lo que lo convierte en uno de los juegos más fascinantes con un realismo desgarrador. Sin duda forma parte de mis Top 3 en lo que a juegos se refiere. Si bien es cierto, no soy un gamer consagrado. Porque para serlo tendría que ser primeramente un nini y nerd. Y aún no lo logro. Pero sí juego regularmente un par de juegos. Este y Clash of Kings. Claro que este vendría siendo más barato, porque gastas un promedio de $50usd al mes mientras que en Clash of Kings gastas un promedio de $200usd mensuales. Y ya hablaré de Clash of Kings en algún otro post, porque hasta lágrimas reales me ha sacado; y los castillos P6 (los que juegan entenderán) se cotizan en el mercado negro (existe un mercado negro, de verdad) hasta en $15,000usd.

Anoche estaba jugando mi cuarto juego (de 162) de la temporada. Los que me conocen saben que soy fan de LAD (Los Angeles Dodgers), la temporada 2017 quedaron como subcampeones y esta vez van con muy buena pretemporada. Ya que la NFL me ha traído malos momentos y terminé regalando mi jersey de los 49ers a un mexico-americano fan del mismo equipo que no ha visto la gloria desde el 2012 cuando llegaron al SuperBowl XLVII siendo la primera vez que dos entrenadores hermanos se enfrentaban, los hermanos Harbaugh, John de los Ravens y Jim de los 49ers. La prensa lo bautizó como Harbaugh Bowl. Claro que Baltimore venció a San Francisco 34-31 y ese fue el último Super Bowl que vi con mamá.

Pero regresando a la MLB, y sobretodo a MLB9Innings18, firmé un contrato con el dominicano Domingo Santana (me costó aproximadamente $20usd). Y lo tengo por dos años. Claro que Domingo Santana es jugador de Milwaukee Brewers, pero en mi alineación dentro del MLB9Innings18, lo tengo en mi alineación de inicio dentro de LAD.

Pues finalmente ha dado frutos este cabronazo. En el juego anterior me ha dado el primer home run y anoche, el segundo home run de la temporada. Colocando a mi equipo 9:0 sobre San Francisco Giants.

He grabado un video de este histórico momento, en el tercer inning.

Vale la pena que lo vean, para que disfruten del realismo y bla bla bla.

Ya sé que a estas alturas estarán pensando que este es un post relleno y que no les ha dejado nada. Pero también me gusta que aprendan algo, y les diré que home run en español se escribe “jonrón”, y es plenamente aceptado por la Real Academia Española como parte de la jerga del “béisbol”.

¿No les parece que Cervantes estaría revolcándose de rabia en su tumba con estas modificaciones a la lengua española?

Es como cuando el policía de tránsito que me detuvo ayer, después de no lograr extorsionarme, ya que no tenía motivo para detenerme, al despedirse me dijo: “Happy Easter”. No es que hubiera preferido que me dijera algo en Náhuatl. Pero me parece que hubiera sido algo más coherente, dadas sus facciones. Viva México cabrones. Y gracias Domingo Santana, voy a buscar tu Twitter para stalkearte y mandarte insultos hasta que me bloquees como lo hizo Alejandro Syntek y Felipe Calderón. De verdad, ambos personajes me bloquearon de Twitter por bullearlos. Claro que eso no haré con Domingo Santana. Más bien creo que con el cambio de horario de verano, he comenzado a perder la lucidez.

Te quiero mucho Domingo Santana. No es cierto. Lo que sí voy a hacer es enviarte el link de este post para que se lo muestres a tus hijos con orgullo. Happy Birthday Domingo!

Au revoir.

JAZZ: A BOY NAMED CHARLIE BROWN
2018/03/04

Me quedé mirando al cielo de mi habitación. Acostado. Casi inerte. Pero las ideas comenzaron a revolotear en mi cabeza como gaviotas en las barcas de los pescadores tristes. Me gusta escuchar a Alexander Markov por las noches, con el mate por un lado. Pero esta vez no quise a Paganini. Tenía ganas de Jazz. There Will Never Be Another You, Lester Young, saxo tenor.

La punta ardiente del incienso titila como una estrella indecisa en el firmamento. La noche es larga. Estoy asustado. A veces se puede estar asustado de nada. Claro que es posible. ¿Asustado de no asustarme?

El tipo de la estación de servicio tenía la mirada oscura. Cuando le pedí el tanque lleno de mi auto, me preguntó si pagaría en efectivo, porque no había sistema para cobro con tarjeta. Le dije que pagaría con bitcoins, que así éramos los millennials. No entendió. Extrañé manejar por la rambla. Tener al océano por un lado. Lo extrañé muchísimo. En cambio tenía casas y autos, mujeres paseando a sus perros y hombres regordetes caminando orgullosos de sus estómagos gigantes.

El cielo vaticina siempre cosas, si se le observa con cuidado. Pero esta vez no. Solo calor. No calor porteño como debiera ser. Sino calor de ciudad. Seco y sofocante. Escuchar playlists interminables por Spotify es absurdo. Se pierde el ritual de sacar los vinilos y ver el arte del disco. Hay cosas que se pierden con la digitalización. Hasta la dignidad.

No sé si me guste del todo Joe Albany, April in Paris, parece ser tan conservador con sus interpretaciones, y no es que sea malo por ser conservador, pero no me encaja alguien tan junkie pueda tocar como un pianista cristiano (y no tengo nada en contra del cristianismo, yo mismo soy fan de Jah y Jesús, pero parece que cuando un músico se convierte en cristiano, se le acaba el talento). Tal vez Chick Corea tenga más “veneno” para tocar. Pero si quieren soñar, amigos forenses, vayan a escuchar directamente a Vince Guaraldi Trío con el álbum A Boy Named Charlie Brown. Ahora mismo estoy escuchando a Oh, Good Grief. Y se me llenan los ojos de agua. El jazz no es para los intelectuales, eso es muy mainstream. El jazz es para los que, de alguna forma, esperamos algo más.

Hoy me escribió una persona que me lee desde España, que por qué me refiero a mis lectores como forenses. Y creo que haré un post dedicado a ello. Es complejo y profundo.

Como muchos saben, vivo en CDMX. Y en México se respira una ligera incertidumbre y muchísima apatía con respecto a las elecciones 2018. No voy a expresar mi postura política al respecto. Solo que me pareció tan absurdo que Mario Vargas Llosa opine. Y he leído la mayoría de sus libros. Y soy fan de sus novelas. Pero vamos, Mario Vargas Llosa opinando de política mexicana es como La Tigresa del Oriente cantando ópera. Ambos peruanos. Y no tiene nada de malo ser peruano. ¿O sí?

Charlie Brown Theme. La Yerba se siente lavada. El termo está casi vacío. Les dejo el link del Álbum. Vale la pena escucharlo. Con un blend de Casa Madero. Aunque claro que cualquier varietale es correcto, un blend siempre será un vino más elaborado. Pero si tu gusto es la caguama, no tengo recomendación para el reggaeton. No aún.

Denle click a la portada del Álbum y sean responsables mientras sueñan.

Con esto doy por inaugurada la sección de jazz. A petición de algunos de cuando tenía el programa de radio Jazz Radio y el podcast. Gracias por leerme y seguirme después de tantos años juntos.

COLECCIÓN 2018
2018/02/21

Ha pasado casi el primer bimestre del 2018 y ha sido muy fuerte y vertiginoso. Muchos cambios en mi vida y en mi trabajo. Viajes relámpago que he venido haciendo en los últimos días y tal. Desde la muerte del papá de Pequebú, deshacer la sociedad que traía con un flaco desde hace 4 años aproximadamente, decirle chau a mi asistente, hasta una cirugía en la ATM, una extracción de muela del juicio, dos endodoncias, erradicación casi total del cáncer, un asalto, un robo en mi casa, y un par de sismos; han marcado este inicio, de forma truculenta. Y claro, no es que vengo al blog a escribir un post con la intención de llevarlos a la depresión. No. Sino que sentado frente a un viñedo en La Toscana, después de embriagarme en la cuna del arte en Florentina; he decidido dar banderazo y comenzar la colección 2018, con piezas africanas, plata 725, 925, rodonitas, jades, turquesas, marroquíes, diferentes tipos de engarces, monturas de aretes, piedras, filigranas, oro de 14k y 21k, etc. La paz siempre llega en algún momento. La vertiginosidad de los eventos, sucediéndose uno a uno, siempre confunden a mi cerebro, que muchas veces corre en silla de ruedas.

En esta colección intentaré fusionar técnicas y culturas de pueblos latinos: Italia, México, Argentina, Uruguay. Diseños que traigan algo de los lugares que he pisado, o que han dejado huella profunda en mi memoria.

Los caminos siempre marcan una ruta, un destino. Pero para la parte creativa me gusta soñar sin límites, andarme por brechas, atajos, atardeceres, vino, cerveza, vapeo, orgasmos. Finalmente el arte es una radiografía del alma. Tormentos y sueños, ideas, sangre, vida, amor. Desconozco el número de piezas que tendrá esta colección, solo que el vino y la birra, me hacen idear y divagar por esos campos metafísicos interminables, en donde la razón y la imaginación se hacen el amor y todo comienza a tomar forma.

Finalmente Hiram no murió para morir. Y la vida, de alguna manera, siempre vence a la muerte y viceversa. Primer scouting hacia La Antártica. Un proyecto para National Geographic. Primer conferencia para el tratamiento de Esclerodermias y sus variantes de Esclerósis, Fenómeno Raynaud. Y la publicación de un libro respecto a la Osteopatía, Neurorehabilitación, ECV, FR. ¿Tendré el tiempo suficiente para lograrlo? También me he tatuado, ¡dos nuevos tatuajes en mi epidermis!

Pero lo que siempre he sido termina persiguiéndome; quiero retomar la pintura. Anoche observaba uno de los cuadros de mamá. Me pierdo en sus perspectivas, sus paisajes nostálgicos y hasta melancólicos. Christian me ha enviado un telefoto 300x para mi cámara Nikon. He vuelto a las andadas con la fotografía. Mis 3 únicos libros que he recibido de la Antártida, gracias a Javi, Pocho y Lucrecia. Abracé a mi padre, a mi hermano, le dije te amo a mi hermana, he pensado tanto en mamá, y ahora sé, después de todo, que ella me cuida. No tengo una explicación coherente de esto, pero desde levantarme de la enfermedad, quitarme del camino a gente tóxica, salvarme de sufrir daño en los asaltos, hasta conservar mi círculo cerrado íntimo de amigos y familia, son cosas que no puedo pasar por alto. Gracias por tanto.

El año pasado lancé la colección 8 bracelets (podés mirarla AQUÍ). Todas las piezas quedaron en manos de gente grata. Esta colección por tanto, será de la misma forma. Y como siempre, esto va por vos mamá, y también por vos, Pequebú.

PMS 12018EH
2018/01/03

He sangrado como nunca. Tuve un rebote muy fuerte al tratamiento que estoy tomando, y se reventaron algunos vasos internos anteriores y posteriores al tabique nasal. Y he sangrado por días. Primero pensé que ya tenía leucemia, y metí un libro de ingeniería termo-nuclear al baúl del auto, por si me encontraban muerto, al menos impresionar a los rescatistas. Mi otorrinolaringólogo me dijo claramente que si veía una luz o un túnel, mientras me cauterizaba la nariz, me alejara de él. Pero no vi ninguna luz ni ningún túnel. Solo vi a un hombrecillo de color verde que me decía que le pateara la quijada al otorrino. No lo hice. Lo ignoré.

Después de la cauterización, pasados dos días, seguí sangrando. Me puse de malas, en depresión. Tuve bochornos, y se me inflamó el vientre. Estaba reglando forenses, fue mi primer periodo. Tuve la idea de meterme un tampón por la nariz y salir a la calle con el hilo colgando para dramatizar de forma correcta mi situación. Se me fue el lívido y quise hacer shopping. Muy extraño. Es decir, estaba en el PMS (Premenstrual Syndrome, including symptoms ranging from bloating and weight gain to mood swings and depression; Síndrome Premenstrual por sus siglas en inglés).

Y es que entendí de alguna forma a las mujeres en sus días de periodo. Sangrar te hace perder fuerza y sueños. Te hace perder la esperanza. PMS también podría significar Prepare to Meet Satan.

Cuando tu novia se transforma en Lucifer, Baphomet, Satán, es por esa pérdida de sangre. Yo recibí el año con un algodón en la fosa nasal izquierda. Y eso me hacía respirar por una sola fosa. Oxigenaba poco mi cuerpo, y me sentía resentido con todo y con todos. Hoy sangra menos. Tuve que recurrir a remedios caseros, primitivos y básicos. Cauterizar definitivamente con limón. Lloré mucho.

Pero llegó el 2018 y gasté todas mis uvas deseando ya no sangrar. Ya no menstruar por la nariz. Estos días me viene mi mamá y su recuerdo, cayendo en abismos de locura y delirios que no terminan.

Todo sigue igual; cuando te apartas del mundo podés darte cuenta que todos los engranajes siguen funcionando sin vos, porque igual como los cadáveres alimentan a la nueva vida que nace de la tierra, uno siempre termina siendo sustituido por otro pendejete, que hace creer que sabe, cuando no sabe nada.

El punto de todo esto, queridos forenses, es que reflexioné mucho acerca de la vida y la muerte. Lo importante es vivir hasta morir, si algo muere es porque alguna vez tuvo vida. Y al morir, voy a reencontrarme con mamá, aún cuando no tengamos a ciencia cierta lo que pasará al morir, finalmente somos energía, y la energía no se crea ni se destruye. Solo se transforma. Entonces la energía desprendida del cuerpo después de la muerte clínica no alcanza a llegar a la estratosfera (50kms de altura) porque las cifras son alarmantes, hay 253 nacimientos por minuto en el mundo contra las 110 muertes por minuto (incluyendo los sicarios del narco que mueren día con día tratando de cumplir con su deber). Es decir, que la demanda energética es mayor y sobrepasa la fuente de energía que se produce con las muertes. Como quiera que sea, nuestra energía tendría que entrar a otro cuerpo para animarlo, sin los recuerdos ni pensamientos, pues el cerebro se queda en el cuerpo anterior, y nos seguimos reciclando hasta que nuestra estrella perezca. Si nuestro sol tiene 4,500 millones de años, aún le queda combustible por unos 5,000 millones de años, tiempo suficiente para seguir reciclándonos.

Una estrella como nuestro sol arde por 9 mil millones, o 10 mil millones de años aproximadamente. Al término de su vida, se convertirá en una estrella gigante roja (como la sangre que menstruaba por mi nariz, ¿ya ven que todo toma sentido?) y por consiguiente será más fría. Ya no podremos ver ese fascinante evento, pues ya se habría extinguido la vida en nuestro planeta.

Feliz año 2018, año de Nuestro Señor Jesús de Nazaret. Aunque por alguna extraña razón a mi me gusta fechar “año 12018 de la Era Holocena” (vayan a Wikipedia y busquen Cesare Emiliani).

Sigan divirtiéndose forenses, con sus memes y pornografía en sus grupos de WhatsApp. Pero eso sí, coman frutas y verduras.

Les dejo el equipo que usé para mi primer post de este año que comienza, las drogas estimulantes y el soundtrack que me acompañó durante el desarrollo de este flamante trabajo editorial:

Herramientas:

iPhone 8 Plus

Yerba Rosamonte

Michael Box Mon by Asvape con tanque TFV12 Prince Tank by Smoky alimentada con e-liquid One Hit Silky Smooth Strawberry con 3mg de nicotina.

Soundtrack

Depeche Mode 101 (live in Pasadena)

Made in Stock 24.7.11 (Slash feat. Myles Kennedy)

In Rainbows, Radiohead

Paganini Violin Concert, 24 caprices (Alexander Markov)

Canción Animal, Soda Stereo

On Melancholic Hill – EP, Gorillaz

Back to Black, Amy Winehouse

Gracias totales.

PD.

Amigas, usen este post para enviárselos a sus hombres y las comprendan definitivamente. Se los regalo.

ASTÉRIX & OBÉLIX
2017/08/28

Cuando eres niño, todo es más fácil. Sin duda habrá sinsabores que te harán darte cuenta lo cabrona que puede llegar a ser la vida de adulto, pero en definitiva, todo parece tener solución. Y un día creces. Todo se esfuma. Un día te llenas de melancolía e intentas averiguar si realmente traicionaste tus sueños de niño, o realmente llegaste a ser el adulto que soñaste ser.

En estos días se me ha agolpado mi niñez y de qué forma. Hice un viaje con mi padre y mi hermano y somos tan desconocidos. Tan intolerantes. El mar estaba ahí, tratando de hacer su labor. Pero no sucedió nada. Las expectativas se fueron. Las esperanzas. Todo. Recuerdo que mi padre fue un extraño cuando niño. Siempre estaba de viaje o ausente. Acariciaba a su secretaria en la clandestinidad. Eso lo supe años después. Y ahora acaricia sus recuerdos. Su cabeza está llena de fantasmas. O de piedras. No hubo un chau en el aeropuerto. Fue una oda al surrealismo. Yo observaba los días y sentía que estaba en un lienzo de Dalí. Se me desfiguraron los recuerdos. Con la ausencia de mamá no queda nada.

Y no es que venga al blog a hacer una catarsis absurda ni me coloque en el juego ególatra de víctima y victimario. No queridos forenses. En realidad después de un viaje de mierda siempre viene la calma. Y la calma viene con un recuerdo grande y feliz. Mis primeros cómics.

Esta es la época dorada de mi niñez, cuando mi tío Arturo me llevaba al quiosco a comprar su diario y me compraba una tira cómica. Archie era uno de mis favoritos. Y Astérix. Y los he encontrado. En formato digital. Quizá mi lado romántico nunca me permitió disfrutar tanto los cómics de superhéroes. Vamos, claro que lo disfrutaba, pero siempre me gustaron los personajes con tintes más humanos que los superpoderes. Y de pronto todo toma respiro. Mis ojos se llenaron de agua al leer las primeras líneas de estos cómics. Porque muchas veces los leí con mamá. Y Astérix fue un tema fascinante por sus referencias históricas. Me sentí en aquella mesa después de comer, charlando con mamá, acerca de los comentarios y las fantasías de un niño tan lleno de manías, con condiciones especiales. Mamá siempre tuvo la paciencia conmigo. Siempre. Nunca fui un héroe del todo, pero ella me trataba como si lo fuera. Ojalá pudiera regresar a esa época, en donde mamá me tomaba de la mano para cruzar el boulevard, e íbamos a comprar pan, o me llevaba al Tae Kwon Do. Astérix y Obélix flotaban por la noche en el entramado infinito de mi imaginación. Sus aventuras me inflamaban el pecho de ansias. Quería viajar igual que ellos y llenarme de aventuras. Y crecí con ese recuerdo. Con esa fuerza descomunal de Obélix. Con ese ingenio absoluto de Astérix. Y hace unos días que me enfrenté a esos recuerdos me llené de ansiedades muchas. Y hasta sonrisas. Me hubiera fascinado sentarme a esa mesa mamá, en donde vos lucías radiante y bellísima, con esa sonrisa que iluminaba mis días, y volver a leer estas aventuras, que nunca me abandonaron del todo.

Porque jamás existirá nada que pueda cambiar mi lazo con mamá. Nada. Ni mi padre ni mis hermanos. Y ellos vivirán resentidos conmigo, sabiendo que yo fui el más amado y el más consentido, el más valiente, el más loco. El arte y la literatura siempre me hicieron cómplice con mamá, mi eterno amor.

Y sin más preámbulos, queridos, les comparto de a poco estas primeras imágenes de mis héroes de la niñez.

Y seguramente comenzaré a compartir alguna tira cada domingo. Estén pendientes, porque desde que mamá se fue, no he retomado el blog, pero quizá deba hacerlo, imaginando que mamá aún me lee, y se ríe de mis tonterías. Siempre. Este mate va por vos, mamita amada.

20 COSAS QUE AMO
2017/01/04

Me ha pasado que llego a casa por la noche, me detengo un momento y cuestiono qué es lo que amo hacer en esta vida. Hay muchas cosas, sin duda. Pero hay cosas que marcan mi vida en todo momento. 
 Lo que más amo al llegar a casa sin duda, es la fiesta que hace Simona cuando me escucha entrar y los maullidos de Félix.

Hay cosas simples. Y algunas no tanto. Pero intentaré hacer un listado con las cosas que amo.  

1. Sentarme con Simona en el sillón. 

 2. Sentar a Félix ronroneando en mis piernas. 

 3. Escuchar las olas romper en la playa por la noche. 

 4. Un atardecer frente al océano. 

 5. Hacer el amor. 

 6. Cebar un buen mate. 

 7. El vapeo. 

 8. Manejar cuando no hay tráfico. 

 9. Crossfit. 

10. La pizza. 

11. Mirar una serie. 

12. Ir al cine y comer palomitas. 

13. El asado y el salmón. 

14. Los documentales de leones. 

15. Hablar con papá por teléfono y que me diga que me quiere. 

16. Crear (pintar, escribir, caligrafía, proyectar, hacer renders, diseñar joyería, fotografía) 

17. Osteopatía. 

18. Los alfajores. 

19. Mis hermanos. 

20. Jacob.

BIRTHDAY 2016
2016/11/13

Amanecer vivo taimado

silencioso

tener sed y cebar

el mate incitador

lluvia

frío 

son los racimos de las décadas

se olvidan los nombres

los rostros son antiguos

caen máscaras 

luciérnagas 

se agolpan los recuerdos 

te extraño tanto mamita 

la noche es una garganta 

hay lamentos que son lenguas

que lamen heridas 

o helados 

hay lágrimas que ya no se lloran

almas viejas 

unos glúteos tibios 

se añora lo perdido 

se sueña despierto

las pesadillas de siempre 

huele a lejanía 

a otros tiempos 

dioses cansados de ser dioses 

reptan las viejas fotografías 

arden los ojos 

y después las risas 

las pieles que buscan su némesis

dos cuerpos que jadean

el jugo de tus centros 

y mi regalo

todo lo indescriptible se nace

nos abrazamos 

pido el deseo

y cierro los ojos

la vida es una hija de la chingada. 

 
M2ATKGracias por tanto, Pequebú

AVISO IMPORTANTE.
2016/10/03

Ha pasado mucho tiempo desde que no me siento a escribir. Y también ha pasado mucho en mi vida. Todo ha cambiado desde que mamá se marchó. Y con ella, algo murió dentro de mi. No quiero pensar que el talento se fue. Pero cada vez escribo más delirante. Escribo con rabia, sin tomar en cuenta la forma o el estilo. Y no es intencional. No quiero justificar lo que voy a comenzar.

Muchas veces he tenido ganas de llorar. Pero no exactamente por depresión. Aunque debo reconocer que perdí el interés a muchísimas cosas después de lo de mamá. Ahora me angustia saber que ya no aparecerá por el blog. Ni me llamará para reírse de alguna tontería escrita acá. Me angustia saber que ya no llegará a casa a visitarme. Ni tomaremos juntos un avión o una ruta. Que los logros que pueda tener en mi vida, ella ya no los verá. Me he cansado de tanatólogos y consejos. Y nada queda atrás. Al menos el amor que mamá y yo teníamos.

Aún me río de muchas cosas. Todavía me acuerdo de chistes. He cerrado mi círculo social totalmente. Muy pocos son los que están. Y ellos se saben pocos. Aunque conozco a muchas personas, finalmente uno puede estar solo entre los demás.

Bien, después de esto, sin más preámbulos, llego a la intención real de este post. He decidido comenzar una nieve serie de poemas, disléxicos. Porque el llanto no lleva una lógica ni un ritmo. Podría ser una dislexia en donde se conjugan muchos sentimientos ilógicos. Casi esquizofrénicos. Y con esa intención, con la primera idea, voy a comenzar a publicar esos poemas aquí, queridos forenses. No esperen una estética pulcra. Tampoco esperen mucho. Lo que sí es real, es que serán poemas honestos. Escritos en el momento del caos.

Gracias por los que me han escrito pidiendo que regrese al blog. Aquí me tienen. Con la misma rabia de siempre.
Sigan siendo buenos, queridos.

CHAU KIKI
2015/04/18

Hace algunos días vi el comportamiento de Kiki diferente. Solo tuvo una muda de piel en su vida. Así que debido a eso, descubrí apenas hace un par de semanas, que Kiki era macho. 

Anoche estuve observándola, metí la mano al terrario y se levantó lanzando una mordida a mi mano. La moví a tiempo y no logró morderme. Ahora entiendo que me estaba diciendo chau. A su manera. 

Les parecerá increíble la historia, y es cosa que honestamente me chupa un huevo, pero Kiki se estuvo moviendo y subiendo al cristal como nunca lo hizo en sus casi seis años que vivió conmigo. Atípico comportamiento. Yo tuve una contractura en la espalda inexplicable. Mi terapeuta no pudo deducir cómo fue ni por qué me sucedió. Yo mismo no pude explicarlo. Ahora entiendo que comencé a sentir el adiós de Kiki. Aprendí mucho de ella, mi amada tarántula rosada. 

Y se quedó inmóvil, quieta en la historia, imborrable en mi vida. 

Buen viaje Kiki. 

%d bloggers like this: