Archive for the ‘Apuntes’ Category

B&W
2017/05/13

All the color was sucked out of my life long ago.

20 COSAS QUE AMO
2017/01/04

Me ha pasado que llego a casa por la noche, me detengo un momento y cuestiono qué es lo que amo hacer en esta vida. Hay muchas cosas, sin duda. Pero hay cosas que marcan mi vida en todo momento. 
 Lo que más amo al llegar a casa sin duda, es la fiesta que hace Simona cuando me escucha entrar y los maullidos de Félix.

Hay cosas simples. Y algunas no tanto. Pero intentaré hacer un listado con las cosas que amo.  

1. Sentarme con Simona en el sillón. 

 2. Sentar a Félix ronroneando en mis piernas. 

 3. Escuchar las olas romper en la playa por la noche. 

 4. Un atardecer frente al océano. 

 5. Hacer el amor. 

 6. Cebar un buen mate. 

 7. El vapeo. 

 8. Manejar cuando no hay tráfico. 

 9. Crossfit. 

10. La pizza. 

11. Mirar una serie. 

12. Ir al cine y comer palomitas. 

13. El asado y el salmón. 

14. Los documentales de leones. 

15. Hablar con papá por teléfono y que me diga que me quiere. 

16. Crear (pintar, escribir, caligrafía, proyectar, hacer renders, diseñar joyería, fotografía) 

17. Osteopatía. 

18. Los alfajores. 

19. Mis hermanos. 

20. Jacob.

SIMONA Y EL 2015
2015/01/02

¿Que si amo a Simona? La amo. Es mi compañera desde hace 9 años y aún recuerdo cuando nació, yo la recibí. Hoy hicimos la primera caminata del 2015. No sé qué piense ella de mi, pero sé que me ama, a su manera, y me lo demuestra en cada paso. Extraño a mi mamá, y Simona se me sube y me lame la cara cuando me ve pensativo. Félix mi gato, igual de celoso y demandante. Kiki mi tarántula, recibió el año en su madriguera. Seguimos siendo cuatro en casa. Y caminando juntos, seguimos los pasos que dejaron los de adelante, los abuelos primeros… Que este año sea de puta madre.

COSAS QUE DEBO HACER EL ÚLTIMO DÍA DEL 2014.
2014/12/31

– Levantarme temprano y después regresar a la cama para tomar una siesta.

– Flores a mamá.

– Decir te amo a mi novia.

– Un mate bien cebado.

– Abrazar a mi novia.

– Decirle a papá que lo amo.

– Comer pizza.

– Tomar cerveza.

– Beber un buen vino.

– Que me ajusten mis lentes de sol.

– Besar a Simona y Félix.

– :. Reconciliarme con Yahvé.

– Lavar mi auto.

– Decir te amo a mis hermanos.

– Hacer el amor.

– Ponerme una camisa.

– Cenar.

– Matar a los Reptilianos y fundar una República en la constelación de Draco nombrando a Andrés Manuel López Obrador como Líder Supremo Legítimo de la Galaxia.

BANG BANG
2014/12/30

La luna es solo una arbotante mal colocada en un cielo fisurado, el infinito dolor doliente, el as bajo la manga, y todas esas coyunturas que se desvanecen en la noche del abismo. La ventana frena torpemente al violento viento que arroja resacas de hojas muertas. Y luego el caos de la confusión. Las pisadas torpes de un elefante herido e imaginario. La sonrisa que es mueca de dolor. La vida orinando la cara de los alegres mutantes del azúcar. Ya es tarde. Ya casi acaba de escribirse la biografía anónima de un desconocido. No hay disparo bien colocado en la sien al que podamos sobrevivir. Bang bang.

DOMINGO SUNDAY
2014/02/16

Todos mis domingos son diferentes. Casi. Pero siempre hay una constante. Intento no pensar en nada. Ni en nadie. Los domingos son para mi. Y cuando no tengo algún trabajo extra, algún render por entregar, no hago absolutamente nada que signifique una responsabilidad. Hoy me levanté para revisar el terrario de Kiki. Puse el agua en la pava para cebar un amargo, acercarme al alfajor, acariciar a Simona, saludar a Félix, darles su desayuno y sentarme un momento a escuchar música.

Toda mi vida he disfrutado los fines de semana como si fuera el último. Siempre soy yo los fines de semana. Porque no tengo que soportar el pendejismo de algunos con los que trabajo, ni las horas que gasto de mi vida en el tráfico de la ciudad.

Mientras cebo un mate suena Alanis Morissette, You Learn, y se me viene un recuerdo casi divertido. Cuando ese Unplugged salió al mercado yo estaba enamorado de una mujer que estaba loca. Cuando la conocí, dijo llamarse Claudia. Comenzamos a salir y después me dijo que se llamaba Adelina. Su nombre real era Aida. Creo. Fuimos novios casi dos años, y amigos cercanos casi 3. Ella era inteligentísima. Pero se cambiaba de nombre cada que vez que podía, y argumentaba que nunca te había dicho ese nombre que creías, tan radical y agresivamente, que desistías por discutirlo. Yo podía vivir con esa particularidad sin muchos problemas. Tenía un cuerpo muy atlético y unas nalgas perfectas. Así que sus misterios, sus enredos, su mal carácter, sus visitas inesperadas a mi apartamento a las 3 de la madrugada, se borraban porque yo adoraba sus nalgas. Te asediada hasta volverte loco. Yo comencé a odiarla. De verdad. La odiaba y le tenía miedo. Podía atacar a alguien por la calle si la insultaban con un bolígrafo y después llamarme para decirme que estaba con la policía y que la querían detener llorando y gritando. Ya no podía predecir sus reacciones, y cuando dejas de predecir las reacciones de alguien, pierdes el control. Ella me daba miedo. Me erotizaba y me daba miedo. Comenzó a fingir ser La Maga. Actuaba como ella. Se perdía y desaparecía. Siempre tenía mi atención. Creo que era maquiavélica. Leía y escribía. Su poesía era divertida, irreverente, sus cuentos eran bellos. Muy bellos. Su auto estaba llenos de libros. Ella podía manejar y leer algún libro al mismo tiempo. Argumentando que se aburría en el tráfico. Me daba terror, porque no tenía miedo a morir. Chocaba dos veces por mes. Y me pedía el auto prestado porque el suyo estaba en el taller; recalcándome que ella era frágil, que yo debía protegerla. Ella realmente aparentaba ser frágil, tenía una sonrisa limpia, y una cara de ternura. Todos se la querían tirar. Ella insultaba a los chicos que le miraban el trasero y miles de veces tuve que parar alguna pelea por ese motivo.

Un día me llamó y me dijo que había visto un departamento lindísimo para que viviéramos juntos. Que ella pondría la mitad. Que necesitaba la otra mitad en una hora para cerrar el trato. Y que si no la amaba se lo dijera de una buena vez para no hacer el trato. Me llamó varias veces a la oficina para presionar. Me dijo que si no la amaba entonces solo me la había querido follar y entonces tomaría venganza, porque ella no era el objeto de nadie. Me salí a un parque a pensar. Fui al banco y saqué el dinero. La cité en el parque y se lo dí. Se fue feliz, sonriendo, me dijo que me iba a fascinar el lugar, y que haríamos el amor en él esa misma noche, aunque no hubiera muebles. A la hora me llamó y me dijo que bajara al parque, que necesitaba hablar conmigo. Me regresó el dinero y me dijo que había visto miedo en mis ojos y que había decidido no rentarlo. Me desquiciaba. Desapareció. Meses después apareció estrellando el auto en mi casa porque creía que estaba con otra mujer. Y sí lo estaba. Los vecinos llamaron a la policía y tuve que darles dinero para que no se la llevaran presa. Ahora ella vive en Canadá y está casada, tiene una hija y me escribió diciendo que era curadora de arte, que si quería exponer allá mis pinturas solo tenía que enviárselas. No lo haré.

El domingo pinta para ser un día de recuerdos divertidos e insanos. Yo no sé qué amaba de esa mujer. Si su esquizofrenia, su inteligencia, su pasión, sus manías como desnudarse y tomar un libro que ella creía que yo debía leer, y leerme por horas diciendo que cuando terminara la lectura podía poseerla; o esa manera de llorar por la muerte de su madre.

Spotify toca ahora a Willy DeVille, Spanish Harlmem, y esa canción siempre me hace sonreír, y no tengo ningún recuerdo asociado a ese tema. Debo irme a la ducha.

View on Path

SAN VALENTÍN.
2014/02/15

Hace un año mamá estaba entrando al Quirófano. Yo había corrido la Spartan Race y tuve un sueño terrible. Hace un año también era San Valentín. Mi mundo parecía otro. Siempre voy a amar a mamá por sobre todas las cosas. Siempre. Kiki lleva dos días en su madriguera. Ha tapado, a su modo, la entrada. No puedo abrir el terrario, no puedo verla. Quizá ya está en su proceso. No puedo ver nada.

El amor real siempre es real. Viene en diferentes presentaciones, pero siempre es real. Es real cuando es real. Muy poca gente estuvo conmigo cuando perdí a mamá. Y esa gente siempre va a estar conmigo de una u otra forma. Un par de amigos me llaman cada semana para ver cómo voy. No importan las largas distancias. No importa eso cuando la gente en verdad te aprecia. Y estos días me han sucedido algunos milagros. Y sé que es mamá. Lo sé. Y aún cuando no tenga base científica, lo sé. Mamá es mi amor real. Siempre lo será, hasta que llegue mi hora de alcanzarla.

Mi San Valentín es mamá. Es Kiki cambiando de piel, es Félix ronroneando a mi lado, es Simona, es mi hermano en el teléfono, o mi mejor amigo llamando. También es la chica a la que no pude invitar a salir. Porque no quiero hacerla sufrir, y yo estoy sufriendo y con cambios de estado de ánimo y preferí no invitarla a salir para que no se enamore y después llore por mi.

Ojalá Kiki no muera, porque a mamá no le gustan las arañas. Y ojalá yo no me enamore, porque he perdido la capacidad de llorar.

Mamá: No sé qué hacer.

View on Path

MI PROTECTORA
2014/02/09

Estoy seguro que mamá me guía desde donde está. Y dentro de la tristeza esto es una luz. Tuve sueños hace dos semanas. Extraños. Pero llenos de simbolismos, premoniciones y significados. Lo destacable de ellos es que yo veía cables enredados en mi habitación de cuando niño.

Mi Maestro espiritual me hizo saber que venían problemas. Y que se alejaría gente indeseable en mi vida. Era un aviso de mamá.

Espero tener una mejor semana y comience a tomar un mejor rumbo todo esto. No suelo escribir mis problemas. Pero todo ha sucedido de una forma inexplicable. Gracias mamá por cuidarme. Me gusta imaginar que lees esto. Me haces tanta falta.

Te amo, siempre.

View on Path

MAMÁ
2014/01/31

Creo que además de todo, los días van pasando como una sombra que me entorpecen todo el tiempo. Te extraño demasiado mamá. A veces me pregunto por qué he sobrevivido a ti. Nada de lo que haga y logre lo compartiré contigo. Como cuando te llamaba y llorábamos juntos o reíamos o nos enojábamos. Ha corrido enero como una ráfaga. Apenas puedo creerlo. Y van 307 días desde que te fuiste. He perdido la sonrisa amplia. Muchas de mis ilusiones se han colapsado. Sobrevivo. Nunca estaré completo. Nunca.

Las persona morimos dos veces. Una, cuando el soplo de vida deja el cuerpo, y dos, cuando se pronuncia por última vez su nombre por alguien vivo. Siempre repito tu nombre. Mi primer pensamiento cuando despierto es el tuyo. Y el último al cerrar los ojos cuando intento dormir. Para soñarte.

View on Path

A MAMÁ…
2013/02/23

Aquí es donde entreno mamá, cuando salgo a correr. Este lugar tiene cierta magia, cierta fuerza. Aquí es donde salgo en bicicleta también, regularmente los fines de semana ¿Te acuerdas cómo me enseñaste a montar, cuando niño, mi bicicleta de E.T.? ¿Cuando corrías atrás de mí sosteniéndome del asiento para que no cayera de la bicicleta? Pues un día dejé de caerme.

No soy nada sin ti. Tú y yo tenemos una conexión infinita y eterna. No soy yo cuando estás enferma. No logro controlar la tristeza. Ya quiero que te alivies y podamos ver este estúpido video que hice, para mostrarte el lugar en donde corro, y podamos reir, y finjas que no te has aburrido, solo para no hacerme sentir mal.

Te amo tanto mamá.

%d bloggers like this: