ÉTER

La gnosis solo busca mostrarte el paraíso terrenal y ayudarte eventualmente a cruzar a él y regresar a voluntad propia. Quizá sea un poco reconocer la física de Einstein cuando habla claramente del humano frente al Universo. Reconociendo que el individuo forma parte del Universo; pero que existe apartado, en calidad de prisionero y esclavo de su propia conciencia. Y es en ese preciso instante cuando el abuelo fuego traza el cuarto vértice, la tan ansiada Cuarta Dimensión. O la Tetraktys pitagórica. Y entonces todo cambia. Tu cerebro se levanta de la silla de ruedas y se agarra de todo, toma posesión de toda la dimensionalidad existente, es decir, gobierna. Y de pronto sos más frío. Más apartado. Muy escrutador. Comienzas a mirar desde adentro con perspectiva. Muy tridimensionalista. Y es jugar Zelda. O Minecraft. O cerrar los ojos para no llorar con Claude Debussy.

¿No era más fácil que David hubiera mirado fijamente a los ojos de Urías el hitita diciendo: Urías, quiero hacerle el amor a Betsabé y te jodes?
Crear sistemas científicos para desarrollar el sentido espacial. Pues ya lo dice el verso: Toda persona que desarrolla el sentido espacial, adquiere la cuarta unidad del razonamiento.

¿El Delta Sagrado? ¿Las cuatro letras sagradas dadas a Moisés? ¿Tsedaka, Schor Sahau, Mathoh, Emounah?

Y el Éter…
E∴C∴

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s