CABRONA

Siempre tengo lagunas para regresar al blog después de la muerte de mamá. Tengo mis rachas de acercarme e intentar crear nuevamente. Me he alejado del arte, debo reconocerlo. Y hasta soy incapaz de pisar una galería o algún museo. Pero también he compensado con trabajo y proyectos “profesionales” mi día a día. La vida es una cabrona. Sí, habrá puritanos o románticos que digan que la vida es hermosa. Y ya lo creo. Pero la belleza tiene varias vertientes, muchas interpretaciones, y dos polos opuestos: positivo negativo. Momentos increíbles, y momentos oscuros y tristes. Pero además minutos antes del aniversario luctuoso de mamá, mi hermano al teléfono, llorando, me dice que tiene una enfermedad terminal. Sentí un vértigo que me desaparecía de este plano. No pude llorar hasta varias horas después. Tuve escalofríos. Pésimo humor. Ganas de volarme la cabeza. Y es que después de todo, hermano, te amo. Sé que a veces me lees. Y tus ojos llegarán aquí. Pero nos vengaremos, hermano. De todo lo que nos ha enfermado y las lágrimas que hemos llorado.

¿Recuerdas cuando pinté este cuadro? Vamos a compartirlo a los que aún me leen. Gracias forenses. Gracias totales.

Oil on canvas, 120×90 cms. Etcétera.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s