THESE ARE THE DAYS OF OUR LIVES

Anoche vi Bohemian Rhapsody. Y se me agolparon muchísimos recuerdos. Y esto viene por muchas razones. Quizá era un poco que mamá quería hablarme desde donde está y es algo que me gusta creer. Vamos, que todas las ideas se me agolpan y escribo todavía con la resaca de las lágrimas y la angustia que siento en el pecho y que avanza por la garganta como para detenerse ahí por tiempo indefinido.

Esta semana tuve sueños y cada que sueño sucede algo que marca mi vida. Y es que cada vez que sueño algo sucede en las próximas 72 horas. Siempre. Desde que era niño. Recuerdo cuando mamá estaba en el hospital, soñé que fallecía una semana antes de que esto sucediera. Esta semana soñé y no describiré el sueño porque involucra a gente cercana. Pero finalmente falleció un niño accidentado en la fundación y tal. Fue una semana difícil para mi. Mucho. El Día de Muertos que se festeja en México con un poco de irreverencia pero cierta solemnidad y tradicionalismo siempre termina por angustiarme. Porque mis muertos regresan de alguna forma en mi cerebro y en mi corazón. Nunca murieron del todo. Nunca. Porque mamá siempre está presente en mi día a día. Siempre la tengo en mis pensamientos todas las mañanas y todas las noches cuando regreso a casa. Cuando veo a Simona y Félix. Siempre.

Pero esta vez fui a comprar un E-Liquid para mi Mod y me ofrecieron un Halo Tribeca. Me dicen ¿Conoces esta marca? Y claro que la conozco. Mi primer cigarrillo electrónico que tuve fue hace 10 años aproximadamente. El primer líquido que compré fue un Halo Tribeca de 28mg de nicotina. Y se lo enseñé a mamá y pactamos que ella cuidaría mucho su ingesta de azúcar y yo no volvería a fumar un cigarrillo analógico. Hicimos ese pacto y yo jamás volví a comer ningún postre frente a ella ni nada que le pudiera crear antojo o ansiedad. Así que compré el Halo Tribeca y volver a saborear ese líquido me llevó 10 años atrás cuando la vida parecía tan prometedora y no había nada que nublara mi juicio ni mis sueños. No podía dejar de pensar en mamá. Y por la noche Bohemian Rhapsody…

Esa charla acerca de Freddie Mercury y su último video que vi con mamá “These are the days of our lives”.

No voy a hacer ningún spoiler al respecto. Necesitas ser un fan de Queen para ver la película. Para disfrutarla. Para vivirla o para llorarla. Al menos yo lloré por todo lo que significa Queen para mi mamá. Y también para mi.

Gracias mamá por tantos recuerdos. Gracias gracias gracias.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s