PMS 12018EH

He sangrado como nunca. Tuve un rebote muy fuerte al tratamiento que estoy tomando, y se reventaron algunos vasos internos anteriores y posteriores al tabique nasal. Y he sangrado por días. Primero pensé que ya tenía leucemia, y metí un libro de ingeniería termo-nuclear al baúl del auto, por si me encontraban muerto, al menos impresionar a los rescatistas. Mi otorrinolaringólogo me dijo claramente que si veía una luz o un túnel, mientras me cauterizaba la nariz, me alejara de él. Pero no vi ninguna luz ni ningún túnel. Solo vi a un hombrecillo de color verde que me decía que le pateara la quijada al otorrino. No lo hice. Lo ignoré.

Después de la cauterización, pasados dos días, seguí sangrando. Me puse de malas, en depresión. Tuve bochornos, y se me inflamó el vientre. Estaba reglando forenses, fue mi primer periodo. Tuve la idea de meterme un tampón por la nariz y salir a la calle con el hilo colgando para dramatizar de forma correcta mi situación. Se me fue el lívido y quise hacer shopping. Muy extraño. Es decir, estaba en el PMS (Premenstrual Syndrome, including symptoms ranging from bloating and weight gain to mood swings and depression; Síndrome Premenstrual por sus siglas en inglés).

Y es que entendí de alguna forma a las mujeres en sus días de periodo. Sangrar te hace perder fuerza y sueños. Te hace perder la esperanza. PMS también podría significar Prepare to Meet Satan.

Cuando tu novia se transforma en Lucifer, Baphomet, Satán, es por esa pérdida de sangre. Yo recibí el año con un algodón en la fosa nasal izquierda. Y eso me hacía respirar por una sola fosa. Oxigenaba poco mi cuerpo, y me sentía resentido con todo y con todos. Hoy sangra menos. Tuve que recurrir a remedios caseros, primitivos y básicos. Cauterizar definitivamente con limón. Lloré mucho.

Pero llegó el 2018 y gasté todas mis uvas deseando ya no sangrar. Ya no menstruar por la nariz. Estos días me viene mi mamá y su recuerdo, cayendo en abismos de locura y delirios que no terminan.

Todo sigue igual; cuando te apartas del mundo podés darte cuenta que todos los engranajes siguen funcionando sin vos, porque igual como los cadáveres alimentan a la nueva vida que nace de la tierra, uno siempre termina siendo sustituido por otro pendejete, que hace creer que sabe, cuando no sabe nada.

El punto de todo esto, queridos forenses, es que reflexioné mucho acerca de la vida y la muerte. Lo importante es vivir hasta morir, si algo muere es porque alguna vez tuvo vida. Y al morir, voy a reencontrarme con mamá, aún cuando no tengamos a ciencia cierta lo que pasará al morir, finalmente somos energía, y la energía no se crea ni se destruye. Solo se transforma. Entonces la energía desprendida del cuerpo después de la muerte clínica no alcanza a llegar a la estratosfera (50kms de altura) porque las cifras son alarmantes, hay 253 nacimientos por minuto en el mundo contra las 110 muertes por minuto (incluyendo los sicarios del narco que mueren día con día tratando de cumplir con su deber). Es decir, que la demanda energética es mayor y sobrepasa la fuente de energía que se produce con las muertes. Como quiera que sea, nuestra energía tendría que entrar a otro cuerpo para animarlo, sin los recuerdos ni pensamientos, pues el cerebro se queda en el cuerpo anterior, y nos seguimos reciclando hasta que nuestra estrella perezca. Si nuestro sol tiene 4,500 millones de años, aún le queda combustible por unos 5,000 millones de años, tiempo suficiente para seguir reciclándonos.

Una estrella como nuestro sol arde por 9 mil millones, o 10 mil millones de años aproximadamente. Al término de su vida, se convertirá en una estrella gigante roja (como la sangre que menstruaba por mi nariz, ¿ya ven que todo toma sentido?) y por consiguiente será más fría. Ya no podremos ver ese fascinante evento, pues ya se habría extinguido la vida en nuestro planeta.

Feliz año 2018, año de Nuestro Señor Jesús de Nazaret. Aunque por alguna extraña razón a mi me gusta fechar “año 12018 de la Era Holocena” (vayan a Wikipedia y busquen Cesare Emiliani).

Sigan divirtiéndose forenses, con sus memes y pornografía en sus grupos de WhatsApp. Pero eso sí, coman frutas y verduras.

Les dejo el equipo que usé para mi primer post de este año que comienza, las drogas estimulantes y el soundtrack que me acompañó durante el desarrollo de este flamante trabajo editorial:

Herramientas:

iPhone 8 Plus

Yerba Rosamonte

Michael Box Mon by Asvape con tanque TFV12 Prince Tank by Smoky alimentada con e-liquid One Hit Silky Smooth Strawberry con 3mg de nicotina.

Soundtrack

Depeche Mode 101 (live in Pasadena)

Made in Stock 24.7.11 (Slash feat. Myles Kennedy)

In Rainbows, Radiohead

Paganini Violin Concert, 24 caprices (Alexander Markov)

Canción Animal, Soda Stereo

On Melancholic Hill – EP, Gorillaz

Back to Black, Amy Winehouse

Gracias totales.

PD.

Amigas, usen este post para enviárselos a sus hombres y las comprendan definitivamente. Se los regalo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s