POEMA: VEINTE QUINCE

Inhalar la droga de la noche 

hablar en lenguas ajenas 

y beber los vinos de otros 

copular con mujeres antiguas 

besos que dejan de ser obscenos 

mandíbulas desencajadas 

ancianos con las braguetas abajo acariciando a jovencitas en una isla del Caribe 

las mentes feroces 

las luchas que se olvidan 

los últimos estertores 

las pupilas heridas 

dioses antiguos que se derrumban de a poco 

dolor del alma o dolor de huevos 

no acabar nunca con los funerales 

señalar a dios con el dedo anular 

llorar sin remedio 

se nublan los ojos 

los fotones se debilitan 

palpita el cosmos

y este es el caos 

en la edad del universo nuestra existencia es intrascendente 

se llueven las nubes 

se tiembla la tierra 

cerramos los puños 

nadie nos escucha

nos estamos extraviando

en la historia que jamás se cuenta. 

There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: