SE LE PUDRIÓ LA NAVIDAD AL GORDO

Me da cierta nostalgia y risa esta situación. Pero debo hablar de mi vecino. Mi vecino no es mi amigo. No quiero que lo sea. Y no creo que él quiera ser mi amigo también. Y es algo que me chupa un huevo. Es un tipo de edad indefinida. Lo tolero porque debo tolerar ciertas cosas que no están a mi alcance cambiar. Debe tener más de cincuenta años. Nunca trabajó y nunca tuvo pareja. Es gordo. Y muy extraño. Y su gran obsesión, es adornar su casa para Navidad.

Según mis cálculos, debe tener invertido alrededor de $20,000 USD en todo este espectáculo del tercer mundo. Según la tradición que él mismo se impuso, cada año le añade una pieza nueva a esta colección. Yo simplemente detesto esta situación, porque pasa mucha gente, estacionan sus autos por todas partes, y siempre están obstruyendo mi cochera. Gordo de mierda.

Él, generalmente, comienza a adornar en Noviembre, y prepara todo este tinglado para Nochebuena; pero este año algo sucedió desde que amaneció: no paró de llover. Así que no pudo encender sus putas luces, para evitar un cortocircuito… sabia decisión.

Gracias Papa Noel. A veces tienes cada puntada, que casi vuelvo a creer en vos. Bueno, tampoco es para tanto.

There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: