ME HACES FALTA… MAMÁ.

Cuando algo sucede, siempre pienso en mamá. Siempre. Sea bueno o malo, siempre que sucede algo, pienso en ella. Porque finalmente la muerte de mamá es un poco mi muerte. Porque me doblo, me venzo. No logro reponerme, no lo logro. Me duele y me dolerá siempre. Y si hago algo, pienso que ya no lo ve, y entonces no le encuentro sentido. Y lloro, porque ella ya no está conmigo. Y me estoy haciendo viejo, y mamá no está conmigo. No está. Ya no está. Hoy agarré la maleta para irme a entrenar, y de pronto me desplomé.

Mamá ya está tranquila y no sufre. Pero a mí  me duele. Quizá soy el más débil de mis hermanos. O quizá simplemente, toda esa garra que tenía, esa aventura, romperme le cara con quien sea, se fue. Ahora solo estoy podrido, triste. Me cuesta trabajo levantarme por las mañanas. Se me va el alma. Se viene el cumpleaños de mi papá, y después el cumpleaños de mi mamá, y yo siento que me ahogo. Termino llorando. Y ahorita estoy así, me asomo por la ventana, camino, doy un par de cebadas al mate, miro la maleta, pienso que debería estar entrenando, pienso que no encajo en ninguna parte. Que me siento extranjero en todas partes. Que me siento vulnerable y solo. Odio causar lastima o victimizarme. No es la intención.

Con una chingada, cierro los puños y me enojo. Solo extraño a mamá, y daría todo, porque alguien me llevara de regreso a los viejos tiempos, de cuando mamá y yo nos tomábamos de la mano y nadie podía separarnos.

There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: