LA CAJITA VERDE

Recuerdo esa cajita verde musical de cuerda, que al abrirla sonaba una melodía de Chopin, tenia una bailarina que giraba en la pequeña pista. Mamá ahí guardaba sus anillos, esos que se ponía en sus dedos tan finos y tan blancos. Me gustaba mirar a la cajita y a mamá. Quizá yo tendría unos seis años y mamá dejaba que yo abriera esa cajita y yo era feliz. Por esa época mi mamá sonreía mucho. Mamá hacía todo para que yo estuviera bien. Alguna vez me pegaron en la escuela y mamá estaba tan indignada que ella mismo me enseñó a boxear. Mamá nunca fue boxeadora y además nunca supe de donde sacaba sus técnicas, pero poco tiempo después me metió al Tae Kwon Do. No sé porque de pronto tuve ese recuerdo. Pero lo tuve y de pronto tomé conciencia de que estaba llorando.

Mamá ya no sonríe tanto. Ni yo sonrío tampoco como antes. Y es que extraño esos tiempos cuando mamá se sentaba a mi lado y también me miraba y me miraba con sus ojos llenos de ansiedad, llenos de magia… y yo me sentía a salvo.


There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: