SIMONA Y EL BAÑO

Anoche fue uno de esos días en los que a Simona le tocó baño. Ella se pone muy alegre cuando saco su correa para dar un paseo. Ella no sabía que iríamos al veterinario. Una de las imágenes que no puedo sacar de mi mente es cuando nos vamos aproximando al consultorio. Ella comienza a caminar lento y me mira, busca hacer contacto con la mirada, cosa que yo ignoro porque sé que comenzará a poner sus ojos de tristeza. Ya en el consultorio, cuando la doctora la lleva a la parte trasera en donde está la estética canina, Simona camina llena de nerviosismo como si fuera a abandonarla, me mira y se va con sus enormes ojos negros como suplicando. Muchas veces he querido impedir ese sufrimiento. Me conmueve. Entonces la doctora me dice, en una hora estará lista tu bebé. Y entonces mueve sus glúteos y me sonríe, siempre aprovecha para coquetearme (no exagero, de verdad) y me acompaña, dándome palmaditas en el hombro, a la salida.

Cuando regreso a casa, Félix, mi gato, está triste. Busca a Simona por todas partes. Maúlla de una manera extraña. Maullidos cortos y medianos, obviamente llamando a Simona. Camina para el estudio, por la cocina, por la sala, me mira, maúlla, como preguntándome: ¿Dónde está Simona grandísimo cabrón?

Es decir, de alguna manera somos una familia unida. Para el mundo de Félix, Simona y yo somos parte fundamental. Hace un par de días leía que la muerte de una mascota se sufre de igual forma que la de un humano. Porque es un miembro de la familia. Y yo he creado un lazo muy fuerte con Félix y Simona. Félix acaba de cumplir un año, y en Febrero, Simona cumplirá 5 años. Y durante esos 5 años me he enamorado y desenamorado, he llorado, reído, he viajado. Simona siempre estuvo ahí. Me escuchó sin entenderme, me acompañó en mis depresiones. Mi casa no sería alegre sin ellos. Yo mismo no sería alegre sin ellos.

En su mundo, no cabe la traición, no cabe la violencia. Son inocentes a la mierda que se crece en las calles del México que amo. Son inocentes ante la corrupción, la extorsión, la explotación.

Simona amaneció lindísima. Y está chiquis. Hoy, particularmente, quiere que la acaricie de tiempo completo. Y así será, Simona…


There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: