CUENTO: AMERICAN EXPRESS

El ruido de la calle te hizo sentir miedo. No había metamorfosis en tus mariposas cerebrales. Tampoco el viento podía borrar las calamidades internas. Hablaste como un profeta. En tu memoria no cabía más recuerdo que el abismo. Llegaste a casa a media noche. Encendiste un cigarro en la oscuridad. No había esperanza en tus movimientos. Sentiste náuseas después de la tercera inhalada. Abriste la ventana. Pero no te lanzaste. El aire te hizo recordar que debías pagar American Express.


There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: