CUENTO: LUCRECIA

 Lucrecia sale de la ducha. Se enreda una toalla en la cabeza y otra en el torso. Se mira al espejo. Se unta crema facial. Camina lentamente y vuelve la cabeza para encontrar su reflejo de espaldas. Parece que aún conservaba su figura. Sale a la habitación y se sienta sobre la cama. Estira una pierna y la observa detenidamente. Se derraman los peces de su boca. De pronto comienza a llorar. Es fuego lo que llora, es impotencia. Se levanta y se sienta frente al espejo. Se maquilla. Hace muecas y trata de sonreír. Pero la sonrisa es fingida. Se quita la toalla del torso y se mira los senos. Son de buen tamaño. Se deja caer sobre la alfombra y escribe en un papelito: muerte puta. Afuera llueve. Más allá de lo impensable están los ángeles de humo y los sueños rotos. Lucrecia sabe que no vivirá más de tres meses, el cáncer lo devora todo.


 

There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: