LUNES HÉLIDO

Cuando me desperté, el silencio y el frío me recordaron que era lunes. La nostalgia de los tiempos me dejó gran parte de la noche en vela. Mientras escuchaba a Radiohead, fui tomando conciencia de las horas que no había dormido. I wish you were here, sonaba melancólicamente, mientras yo caminaba pesadamente a la cocina, a poner el agua en la cafetera. No tengo ganas de bañarme, y el frío me impide pensar con claridad. Félix, mi gato, parece vivir con sueño, como yo. Simona en cambio brinca y se alegra, a veces quisiera tener su energía. Su mundo se reduce a mí. A su hueso de carnaza, a su cama, a sus golosinas. Ella no sabe nada de fraudes, ni de hijos de puta. La mañana parece tomar venganza de lo que le hicimos a la tierra. De todo ese dióxido de carbono. Quizá con los años, el frío se deja sentir con más crudeza. Parece tanto el deshielo de un glaciar. Parece también la melancolía de un oso. Lo más sensato es que me meta a la regadera. La ciudad aún duerme. Pero ya se respira el aire incierto de un mundo que colapsa. Creo que cada vez me parece más inhumano el hombre. Tengo unas ganas locas de matarme, o de reír. Pero tampoco río. Acomodo la toalla, la máquina de afeitarme. En una hora más, estaré afuera, con el auto en marcha, observando cómo se desmorona la ciudad…

There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: