NAVIDAD 2009

Camino por debajo de las sombras hasta llegar a mi auto. Tardo un par de minutos en encontrar la llave. Veo como un hombre se me acercaba torpemente. Su vestimenta se reduce a harapos, su barba y su sonrisa amarillenta delatan la falta de esperanzas. Le falta un diente. Yo sonrío sin mucho ánimo, mientras […]