PRECUMPLEAÑOS

Ya habrá tiempo de aborrecer los noticieros. El miedo que es sembrado en el colectivo, las calamidades, los terrores. Odiaremos al duro concreto y también odiaremos a los edificios en llamas. Las mañanas hace 20 años consistían en correr desbordando júbilo, usar el uniforme que mi madre había planchado, meter en la mochila mi juguete favorito y prepararme para ir a la escuela. Todo se reducía en mirar a las nubes, comprender sus formas, dibujarlas con trazos invisibles elevando los dedos al espacio infinito. En mi mundo no existía el terror ni el pánico.

Un día las calles serán serpientes de colores, y cantaremos como cisnes, brincando de alegría mientras de los bolsillos se nos escapan recuerdos como monedas y habrá mendigos alrededor nuestro levantándolas, adjudicándose recuerdos ajenos, mientras aplauden y cantan como grillos. Tejeremos sueños e hilvanaremos pedazos de viento en cada uno de los que hoy son cerdos. Salvaremos al día de sus calamidades.

Fui un niño sano. El pediatra me lo recordaba y así se ganaba la vida. Yo quería estar abrazado a mi madre todo el tiempo. ¿Porqué mierda tuve que crecer?

There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: