IMPOTENCIA

Entrada la madrugada, con la lucidez reducida a escombros, sintiéndome más vacío que un cerebro roto, con taquicardia en los muslos y veneno en el cabello, intento conciliar el sueño. Los ojos los tengo llagados de tanto mirar por la ventana, me siento nauseabundo, putrefacto, como un suicida.

Los rumores me indican que la felicidad se encuentra en mi bolsita de mate, pero no me decido a fornicar con la nada, tengo la sensación de pisar vidrios de color verde, las heridas metafísicas se van abriendo camino en el grito que ya ni siquera pronuncio. Discutir por nimiedades me agota el espíritu, la brutalidad de los hechos me tienen sentado en la cama, con los pies helados colgando como si fueran dos judíos en la horca.

Amanece de a poco, hay algoritmos que se repiten con exactitud, los fotones comienzan a incrustarse en mis pupilas dilatadas, el cuerpo comienza a tomar la calma, tengo la boca pegajosa, las sienes inflamadas, y aún no dejo de babear.

There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: