DE POR SI SOY UN CABRÓN

Así es mis queridos forenses, si ya de por sí estando en mis cinco sentidos se me viene lo cabrón encima, ahora debes pensar un poco en lo que me sucede cuando vacío la cava. Y no es que sea un alcóholico empedernido. No es eso. Los que me conocen saben que apenas un par de martinis y estoy hecho. Sino que a veces, trabajando en casa, empiezo con el vino blanco. Y es únicamente para relajarme, o comer mis sagrados alimentos. Pero después de tener el Ipod a 200 mil decibeles, empiezo a entonarme. Y comienza el descorche. Paso una meticulosa revisión por los tintos. Y fiambre en un platito con queso, siempre es la mejor opción. Y continúo trabajando. Además de eso, debo aclarar que el Ipod sigue trabajando a full, mientras Simona sólo parpadea. Entonces pueden suceder varias cosas. Que me timbre el teléfono y conteste cualquier idiotez, en un idioma que hasta yo mismo desconozco, o puede ser que me llame mi madre, y entonces apague todo el tinglado, y trate de ser lo más coherente. Pero si me viene un ataque de risa, se me hace evidente que tengo la cara roja y 3 botellas descorchadas.

Lo peor sucede cuando comienzo a divagar. Puedo escribir de cualquier arte u oficio, sin ni siquiera tener noción de lo que hago. Pero queda lindo el texto, y hasta educativo. Puede ser además que la cava quede totalmente desierta y entonces es cuando comienza el problema. Si aún el Ipod tiene pila suficiente, quiere decir que debo pasar al Whisky, o en el peor de los casos, al Vodka. Pero combinar eso con los tintos y blancos, ya de por sí es una experiencia demasiado vomitiva. Generalmente desisto. Pero cuando eso no sucede, entonces sigo, y comienzco a escribir idioteces, textos esquizofrénicos, etc. Si me llama mi novia, finjo que soy otra voz, la voz de un amigo que no existe, y le informo que he fallecido. El minuto de silencio siempre viene. Y después la carcajada. O en este caso, vengo al blog, y escribo cosas como estas, que carecen de sentido, y quizá te pienses que solo es un post relleno. Y tienes razón. Un post relleno lleno de gracia y particularidades que seguramente no te interesan, pero es lo que hay, y nada que hacer.

Entonces es cuando decido meditar en Dios. Y como es de esperarse, ahora debo ir a rezar el padre-nuestro señores forenses, e irme a pensar que los ogros, de verdad no existen, que son producto de mi imaginación, y que ruperto, el elefante rosa que acaba de entrar por la puerta, no habla alemán, sino catalán.

Les amo.

There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: