MIEDO

¿Qué porque estuve ausente ayer y no hubo post? Pues sencillamente porque no tenía mucha idea de qué escribir. Es como si de pronto el cerebro se hiciera como una bolita de naftalina, y comenzar a parpadear. Así es. Un cerebro parpadeante. Un cerebro que de pronto se entorpece, o se estropea. Un cerebro babeante, sí, sin temor a exagerar. Un cerebro que sólo copula con recuerdos o pensamientos que no tendrían necesidad de ser pensados, pero sucede.

Sucede porque los que me conocen, saben que soy el tipo más pesimista que puede existir. Siempre me imagino que si tengo novia, le crecerá bigote, o pero aún, le crecerá un pene. Y eso me aterra. O puedo pensar que si tengo un hijo, nacerá con cara de vómito, o será como Michael Jacson, un experimento genético que no es ni negro, ni blanco, ni amarillo, ni mujer ni hombre. Y hará el moonwalk sobre un autobús en llamas, y adentro calcinándose nuestro querido presidente Felipe Calderón.

Y bueno, todo esto me estaba sucediendo ayer, y es por ello que no escribí. Pero los mantendré informados con respecto a todo esto. Hasta que lleguemos a la verdad y demostremos que no evolucionamos del mono, sino de una cucaracha…

There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: