BELLEZA INTERIOR

Tengo un vecino que lleva repitiendo la universidad innumerables veces, por lo que se puede intuir que muy despierto mentalmente no tiene que estar precisamente. ¿Pero qué le pasa a ese hombre que le distingue de los repetidores normales? Que por lo visto está bueno. Pero demasiado bueno, algo desproporcionado, algo brutal.

Por lo que todas las mujeres van locas por catar su fabuloso látigo del placer. Algo de lo que no tengo queja alguna. Celos a parte nada. Ahora bien, cuando dichas chicas cada vez que le ven empiezan a dar saltitos, y al verle descubro que se trata de un cabrón que va haciendo movimientos pélvicos al caminar, uno empieza a mosquearse. Mínimamente.

Y es que, como dijo una vez mi preciado amigo Juan Manuel Nava:

“Se cree que por ser alto, dejarse barba, ser guapo y tener abdominales ya está bueno. Pues no señor. ¡Lo que cuenta es la belleza interior! …¡Y él no tiene intestinos!”.

Desde luego, cuánta sabiduría derrocha mi gran amigo Juan Manuel Nava, no somos dignos de tenerle entre nosotros.

Amén.

There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: