POEMA: DUENDE DE PIES AMORATADOS

El duende de pies amoratados
bailaba levemente en la ciudad del caos
de entre las cenizas pateaba a las hadas moribundas
y se reía de las sirenas que ya no tenían cola de pez o de humana
sino un aguijón terrible de alacrán
Era la época en la que los seres de sal
hablaban con recelo de los cubos de azucar
también era la época de cuando los rinocerontes eran amigos de los hombres
y los dinosaurios decidían extinguirse
porque no había suficiente semen de estrellas
en la tierra que se agitaba impávida ante la evoución.
Pero después llegó la calma
el duende yacía agotado mientras un rinoceronte
corría tras la nube
que lo llevaría a la lluvia para refrescarse.
Las estrellas seguían su danza
y eran pocos los novatos que se percataban.
Entonces llegó la noche, y yo sólo miraba el calendario
para poder regresar a tus brazos
y reirme a tu lado
del duende de pies amoratados…

There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: