TEXTOS ESQUIZOFRÉNICOS (CÍCLOPE OJEROSO EN EL BAÑO)

Cíclope amaneció con una ojera descomunal. No podía entender el motivo de la ojera, pues había dormido tranquilamente toda la noche. “Entre más duermo, más ojeroso me pongo” Pero no le importó mucho, se afeitó la barba de apóstol, tomó el dentífrico y apretó para poner sobre el cepillo… “No me aplastes cabrón” dijo el dentífrico. Cíclope se asustó y dejó caer el tubo. Dio un paso atrás y lo miró con su ojo ojeroso. “Ahora me dejas caer cabrón, ¿qué mierda te pasa?” dijo el tubo de dentífrico. “Bueno, la verdad que nunca había escuchado a un tubo de dentífrico hablar” contestó Cíclope dubitativo. “Y no es mi culpa” dijo el tubo de dentífrico “es culpa del cabrón del autor, no sé si ande en drogas, pero eso de ponerme a dialogar con un cíclope, de verdad que no hay tu tía.” Entonces Cíclope comenzó a reír. “Bueno, jamás se vio en Buenos Aires, un dentífrico parlanchín, de verdad que a M2ATK se le ocurre cada pavada.” El cepillo dental se arrastró un poco por el lavamanos para asomarse:”Bueno, si de eso se trata, jamás se ha visto a un Cíclope con barba de apóstol que cuide de sus dientes, ni en Buenos Aires ni en cualquier parte del mundo” Entonces el cepillo dental brincó desde el lavamanos al excusado diciendo: “mientras ustedes discuten, yo voy a orinar” Cíclope dio otro paso atrás y mirando al cepillo dental orinar, dijo: “Bueno, quizá no haz visto jamás a un Cíclope en Buenos Aires, porqué jamás has estado en Bueno Aires, estamos en Irlanda del Norte, y en todo caso, yo soy el personaje central de este cuento, así lo escribió M2ATK”. Pero de pronto, detrás de la cortina de baño, salió un elefante “Momento, M2ATK recién me escribió en el cuento para joderlos a todos, yo seré el personaje central ahora” El cepillo dental seguía orinando abejas. Y las abejas hablaron, pero hablaron una lengua muerta, así que nadie las entendía. Entonces el dentífrico se apretó así mismo y disparó su contenido sobre los ojos del elefante. Cíclope salió corriendo del baño, y se encontró con un terrible desierto. Se dio cuenta que el baño estaba en medio de un desierto color morado. Entonces quiso entrar de vuelta al baño, pero la puerta ya había sido clausurada. Las abejas salieron por la ventana montando caballitos de mar. Cíclope sintió mucha angustia cuando un tiburón volador, llegaba para morderle la cabeza. El elefante derrumbó la puerta y salió abrazado de una catarina. “Haremos el amor” dijeron. Cíclope, como pudo, entró al baño, tomó al dentífrico y lo untó sobre el cepillo dental. Comenzó a cepillarse los dientes de a poco. “Maldita ojera”, pensó Cíclope, mientras por la ventana, veía que se aproximaba hacia el baño, un meteorito que destruiría la tierra…

There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: