MURCIÉLAGO

2018/12/30 - Leave a Response

En este último domingo del 2018 decidí dibujar algo mientras cebaba el mate. Todo va cambiando y tomando forma. Esto es lo que quedó del boceto. Sean buenos forenses, y no se contagien de enfermedades venéreas.

PERFORMANCE: THE VZARNY STAW TARN BLIZZARD

2018/12/19 - Leave a Response

Queridos forenses, si bien se dieron cuenta que en el post anterior publiqué una pintura de Stanisław Witkiewicz, debo decirles que la he observado por horas. Me hace recordar a mamá y sus paisajes tristes. Cómo proyecto navideño, decidí animar esta pintura y este es el resultado. Los créditos y soundtrack están dentro del video.

Sigan siendo buenos, mientras tengan vida. Salud.

PS. Scroll 👇👇👇👇👇👇👇👇👇 para ver la pintura original.

PAINTING: THE CZARNY STAW TARN BLIZZARD

2018/12/14 - Leave a Response

Uno de los paisajes mejor ejecutados en mi opinión. Stanisław Witkiewicz tiene esa soberbia capacidad de mover el pincel para, además de retratar un paisaje lleno de misterio, la atmósfera que logra transmitir es fascinante. Podría pasar horas mirando esta obra de arte. Una pieza de la colección del National Museum en Krakow. Les comparto una de las reseñas que más me ha gustado con respecto a esta obra. Practiquen su inglés forenses.

In accordance with the principles of realism, the aim of Stanisław Witkiewicz’s landscapes was to show mountains in an objective, accurate, and unpretentious way. The artist wanted nature to be fully autonomous in his works. This approach is exemplified by a winter landscape of the Czarny Staw Lake in the Tatra Mountains during a blizzard called kurniawa in the Polish local dialect. The choice of such a view was probably inspired by Japanese art. Rocky slopes of the mountains contrast with the rough surface of the water. The illusion of a dynamic movement is enhanced by a snowy dance veiling the background peaks in a milky cloud. Almost irrational moonlight creates strong contrasts of light and shade. A very narrow palette has been restricted to warm browns, black, grey, and white. The artist made use of photographs in painting this work, which resulted in hard, hyperrealistic modelling; the painterly description of this atmospheric phenomenon, however, was probably produced based on meticulous plein-air studies. The uncontrollable element of the blizzard raging in the Tatras creates—perhaps even against the intention of the artist—an unsettling and at the same time fascinating romantic atmosphere.

HOT BUTTER | RED BULL SESSIONS

2018/11/30 - Leave a Response

Ella además de ser familia, hace del cantar un performance. Basta un poco de paciencia para que termine seduciéndote. Grande Nathy Peluso.

APUNTE DESDE LA FIEBRE

2018/11/24 - Leave a Response

La primera vez que morí fue mirando al cielo. Venía una ola que no pude contener y mi cabello se enredó con la guía de mi tabla de surfing. El impacto del agua hundió mi tabla y sentí un golpe en el rostro que me desmayó por quizá un par de segundos. Tragué bastante agua y hubo una parte de mí que se venció. No sé explicarlo coherentemente. Solo recuerdo que mi vida la podía ver como diapositivas. Toda mi niñez se agolpaba en recuerdos que corrían por mi cerebro. Pasé del terror de morir a asumirlo. Y dejé de luchar. Mi surfboard hizo el resto. Buscó la superficie y las mismas olas que me habían jodido me revolcaron hacia la orilla. Seguí mirando al cielo hasta que llegó alguien que intentaba resucitarme. Y aquí estoy forenses. Resucitado y con gripe.

¿A qué viene todo esto? No lo sé. Me desperté con angustia. Y no es que tenga miedo a morir. Absolutamente no. Hay una parte de mi que se ha vencido… pero no es depresión. Quizá el cáncer sea lo más jodido que he podido experimentar y he luchado solo, como todas mis luchas. Quizá se repita la historia y mi surfboard haga el resto. Y no es que haya tenido varias muertes.

La segunda fue el suicidio después de la muerte de mamá. Y eso no lo voy a contar porque resulta dantesco. Cuando desperté en el hospital estaba encabronado de haber sido resucitado. Fin de la historia. La tercera siempre es la vencida. Tengo personas cercanas que me han apoyado de alguna forma. He sido demasiado feliz. Demasiado. Y ahorita que tengo gripe, mientras los mocos escurren por mi nariz para salir y ver la luz del sol, pienso que mi vida ha durado solo un instante. Se pierde la percepción del tiempo. Debido a mi condición de niño y el autismo que casi he superado, perdí la noción del tiempo. He olvidado los nombres de casi todos mis compañeros de escuela. He olvidado bastante. Solo he acuñado los recuerdos de niño, tomado de la mano de mamá. Amo a mi mamá como a nadie jamás. Me sigo sintiendo ese niño aislado en mis pensamientos y extraño tanto a mamá siempre haciendo magia por sacarme de ese ausentismo. Sentía por ella desde niño una infinita ternura. También sentí pánico, pues ella me castigaba fuertemente.

Mi padre sigue siendo un extraño desconocido. No coincido con él. Si estás leyendo esto padre, non posso dimenticare le tue umiliazioni. Pero está todo bien querido. Son cosas que suceden. O se es hijo de puta o se es la Madre Teresa de Calcuta. Pero mediar entre ambos polos no va.

En mi niñez únicamente aparece mi hermana y mi mamá. Una novia que tuve de niño que estaba por las tardes en casa jugando con nosotros. Nos prometimos casarnos cuando grandes. No la volví a ver. Recuerdo que mamá tomaba un estudio bíblico con una pareja ya grandes. Don Rogelio y doña Claudia. Ese matrimonio fue lo más parecido a unos abuelos para mi hermana y para mi. Mi padre siempre estuvo ausente, por su trabajo o por sus putas. Así que todas las tardes las compartimos mi mamá mi hermana y yo. Y el estudio bíblico era de lo más aburrido. Pero al final siempre había café y galletas. Yo tendría quizá cinco años. Y adoraba ese momento de las galletas. Y también adoraba otro momento; un hijo de ese matrimonio, estaba casado con una dentista que tenía un par de tetas que ya me seducían a esa corta edad. Cari era su nombre, y sentía cosquillas en mi cerebro cuando ella aparecía. Sé que yo le simpatizaba, cómo podía no simpatizarle si yo era tan callado y sonriente. Yo la miraba no sé si con deseo o ternura. Y ella me daba la mano, me acariciaba o me daba besos sentándome a su lado. Yo le veía el trasero disimuladamente. Tenía yo cinco años. Y sus escotes hacían que las galletas y la charla de los adultos fueran mágicas. Al final de la noche, don Rogelio y doña Claudia nos llevaban a casa en su camioneta blanca. Mi mamá sonreía y para mi eso valía muchísimo.

Ay mamita linda. Cuantas veces te vi llorar por el pasado o no sé si también por el presente de ese entonces. Quizá ahora esté más cerca de vos. Cómo añoro que me vuelvas a tomar de la mano y me leas Jorge Isaacs, Borges, o Cortázar.

Nadie se preocupe de nada. Es solo la fiebre y esta puta gripe que no me deja pensar con claridad. Sean buenos forenses o al menos finjan serlo.

BALLENAS EN LA CABEZA

2018/11/19 - Leave a Response

Siempre que miro al cielo, desde niño veo ballenas y tiburones. Mi imaginación siempre me traiciona. Y esta vez no fue la excepción.

Sean buenos forenses, aún queda Diciembre para seguir imaginando… hasta que nos dé la vida.

I’m getting sad alone
Dancing with myself
Greedy go-getter goal
The luxury of stealth
I’m seedy and the whole
Dancing with myself
I get into my bed
I do it to myself

DÍAS FELICES

2018/11/16 - Leave a Response

Hay días en que soy feliz. Este es uno de ellos.

Esta fotografía👆la tomé hace un par de horas mientras estaba tirado en la tumbona pensando que todo sería más fácil si yo fuera viento.

Ya pueden escanear la imagen de arriba👆desde Instagram y seguirme. Solo para amantes del monocromo y la buena fotografía.

Gracias totales.

ATARDECER

2018/11/13 - Leave a Response

Sin comentarios. Así termina mi cumpleaños, con este atardecer inolvidable, majestuoso y digno de ser llevado en mis recuerdos por siempre…

Gracias totales.

CUMPLEAÑOS SIN VOS

2018/11/12 - Leave a Response

Estoy a unas horas de mi cumpleaños. Y mi vida siempre va cambiando con ciertas radicalidades a lo largo de mis días. Hay mucha gente que se ha quedado atrás en mi vida. Mucha. A lo largo de los años se han quedado en mi historia gente que vi crecer y que vi caer. Y siempre fui muy desapegado a todo. Solo extraño a mamá. Es a la única persona que extraño. Y que extrañaré siempre. Otro cumpleaños sin mamá. Aún no aprendo a vivir sin vos mamita. Siempre estoy esperando tu llamada a media noche para felicitarme. Me siento impaciente. Camino. Sé que no llegará nunca esa llamada. Pero mi inconsciente o mis deseos me traicionan. Todos mis cumpleaños después de tu muerte es lo mismo. No logro dormir. Doy vueltas con el mate en mano tratando de aliviar esa ansiedad de que el teléfono suene y seas vos. Te amo mamá. Te amo por siempre. Estoy a unas horas de abordar un avión y no tengo preparada mi valija. Lo de siempre. Han pasado tantas cosas mamá. Tanto. Se murió la mamá del esposo de mi hermana. Te había simpatizado. Me enteré por un estado de mi hermano. No supe qué hacer ni qué decir. Se murió el padrastro de mi padre. No quise hablar con mi abuela. No logro entablar una charla coherente con nadie que ha perdido a alguien. Hablé con mi padre. Es como hablar con un pedazo de hielo. Pero viene mi cumpleaños. Y quiero que estés aquí mamita. Conmigo. Siempre.

THESE ARE THE DAYS OF OUR LIVES

2018/11/04 - Leave a Response

Anoche vi Bohemian Rhapsody. Y se me agolparon muchísimos recuerdos. Y esto viene por muchas razones. Quizá era un poco que mamá quería hablarme desde donde está y es algo que me gusta creer. Vamos, que todas las ideas se me agolpan y escribo todavía con la resaca de las lágrimas y la angustia que siento en el pecho y que avanza por la garganta como para detenerse ahí por tiempo indefinido.

Esta semana tuve sueños y cada que sueño sucede algo que marca mi vida. Y es que cada vez que sueño algo sucede en las próximas 72 horas. Siempre. Desde que era niño. Recuerdo cuando mamá estaba en el hospital, soñé que fallecía una semana antes de que esto sucediera. Esta semana soñé y no describiré el sueño porque involucra a gente cercana. Pero finalmente falleció un niño accidentado en la fundación y tal. Fue una semana difícil para mi. Mucho. El Día de Muertos que se festeja en México con un poco de irreverencia pero cierta solemnidad y tradicionalismo siempre termina por angustiarme. Porque mis muertos regresan de alguna forma en mi cerebro y en mi corazón. Nunca murieron del todo. Nunca. Porque mamá siempre está presente en mi día a día. Siempre la tengo en mis pensamientos todas las mañanas y todas las noches cuando regreso a casa. Cuando veo a Simona y Félix. Siempre.

Pero esta vez fui a comprar un E-Liquid para mi Mod y me ofrecieron un Halo Tribeca. Me dicen ¿Conoces esta marca? Y claro que la conozco. Mi primer cigarrillo electrónico que tuve fue hace 10 años aproximadamente. El primer líquido que compré fue un Halo Tribeca de 28mg de nicotina. Y se lo enseñé a mamá y pactamos que ella cuidaría mucho su ingesta de azúcar y yo no volvería a fumar un cigarrillo analógico. Hicimos ese pacto y yo jamás volví a comer ningún postre frente a ella ni nada que le pudiera crear antojo o ansiedad. Así que compré el Halo Tribeca y volver a saborear ese líquido me llevó 10 años atrás cuando la vida parecía tan prometedora y no había nada que nublara mi juicio ni mis sueños. No podía dejar de pensar en mamá. Y por la noche Bohemian Rhapsody…

Esa charla acerca de Freddie Mercury y su último video que vi con mamá “These are the days of our lives”.

No voy a hacer ningún spoiler al respecto. Necesitas ser un fan de Queen para ver la película. Para disfrutarla. Para vivirla o para llorarla. Al menos yo lloré por todo lo que significa Queen para mi mamá. Y también para mi.

Gracias mamá por tantos recuerdos. Gracias gracias gracias.

%d bloggers like this: