LA BÚSQUEDA ETERNA

2018/06/04 - Leave a Response

Muchas personas cercanas a mi vida me preguntan qué es la masonería. Tenemos respuesta para todos, según quien formule la pregunta. Y es que las intenciones varían de acuerdo al individuo en cuestión. Hoy encontré un trazado de mi hermano Gerard Lambert Elenes, y es el que comparto a continuación. Existen todo tipos de guerreros, algunos portan espada, algunos báculos y otros la pluma de la sabiduría. Pero todos sin excepción portan fuego en su corazón.

Gerard Lambert Elenes

El común de los Francmasones, así como los modernos estudiosos de los ideales francmasónicos, se dan escasa cuenta de las obligaciones cósmicas que toman a su cargo, desde el momento en que empiezan a investigar las sacras verdades de la naturaleza, tal como constan en los antiguo: y modernos rituales. Pero si miran tan superficialmente sus tareas, y no tienen sobre sí años y años de experiencias, acabarán por considerar a la Francmasonería tan sólo como un organismo social de una antigüedad de pocos años. Deben, pues, darse cuenta de que las antiguas enseñanzas místicas, que se han perpetuado a través de los ritos modernos, son sagradas, y que hay invisibles y desconocidos poderes que moldean los destinos de aquellos que, conscientemente y por su propia iniciativa, toman sobre sí las obligaciones de la Fraternidad.

La Francmasonería no es una cosa material; es una ciencia del alma. No es un credo o una doctrina, sino una expresión universal de sapiente trascendencia (El término está usado aquí como sinónimo de una secretísima y sagrada filosofía que existió siempre, y fue la inspiración de los grandes místicos y sabios de todas las edades, la perfecta sabiduría de Dios que se revela a través de una jerarquía secreta de inteligencias iluminadas). La posterior acción conjunta de los gremios medievales o, inclusive, la construcción del templo de Salomón, como hoy se lo entiende, tiene poco, si es que tiene algo, que ver con el verdadero origen de la Francmasonería, puesto que ella no depende de las personalidades. En su más alto sentido no es ni historia ni arqueología, sino un trascendente lenguaje simbólico que perpetúa, bajo ciertos símbolos concretos, los sagrados misterios de los antiguos. Sólo aquellos que ven en ello un estudio cósmico, el trabajo de una vida, una inspiración divina para pensar mejor, sentir mejor y vivir mejor, con el propósito de obtener la luz espiritual y considerar la vida diaria del verdadero Francmasón como un medio para lograrlo, han conseguido apenas una superficial visión interna de los verdaderos misterios de los antiguos ritos.

La antigüedad de la esencia masónica no puede ser calculada por siglos ni milenios, porque en realidad su origen se limita al mundo de las formas. El mundo, tal como lo vemos, es tan sólo un laboratorio experimental, en el cual el hombre se encuentra tratando de edificar y expresar medios cada vez mayores y más perfectos. Dentro de este laboratorio se filtran miríadas de rayos, que descienden de otras jerarquías cósmicas (Grupo de inteligencias superiores que rigen el proceso creador del cosmos). Tales enormes globos y orbes que concentran sus energías sobre la humanidad y moldean sus destinos, hacen esto dentro del mayor orden, cada cual por su lado y a su modo; el edificio masónico puede constituir el núcleo de acción en que dichas jerarquías puedan manifestarse, puesto que una verdadera logia es la plasmación minimizada del universo, no sólo material sino simbólicamente, y de su labor siempre consagrada a la gloria de su Gran Arquitecto. Libre de limitaciones de credo y secta, el Francmasón debe erguirse como amo de toda fe; el que emprenda el estudio de la Francmasonería sin darse cuenta de la hondura, la belleza y el poderío espiritual de su filosofía, no podrá jamás sacar nada permanente como fruto de sus estudios. La antigüedad de las Escuelas Esotéricas puede ser localizada por el estudiante, muy atrás, en la aurora de los tiempos, edades y periodos que datan de cuando apenas se estaba levantando el templo del Hombre Solar. Aquél fue el primer Templo del Rey, dentro del cual se daban y conservaban los verdaderos misterios de la antigua morada, y fueron los dioses de la creación y el espíritu de la aurora los primeros en techar la logia del Maestro.

El hermano iniciado comprueba que sus llamados símbolos y rituales son meras fórmulas elaboradas por la sabiduría a fin de perpetuar ideas incomprensibles para el hombre medio. También se da cuenta de que sólo algunos Francmasones de hoy saben o aprecian el místico significado que se encierra en los rituales. Con fe religiosa, quizá perpetuamos la forma, adorándola en lugar de la vida, pero aquellos que no han reconocido la verdad en la rigidez del ritual, que no han podido reconocer la esencia a través de su envoltura en palabras bien rimadas, no son Francmasones, a pesar de sus grados ostensibles y de sus honores externos.

En el trabajo que estamos emprendiendo, no tenemos intención de tratar del moderno concepto de la Orden, sino considerar a la Francmasonería como realmente es para aquellos que lo intuyen: un gran organismo cósmico, cuyos verdaderos componentes e hijos se encuentran atados no por medio de promesas verbales, sino por vivencias tan reales que los ponen en condiciones de captar un más allá y laborar a niveles tan sutiles que el materialismo no permite siquiera imaginar. Cuando esta apertura se realiza, y los misterios del universo se extienden ante el aspirante candidato, sólo entonces, en verdad, se descubre, lo que la Francmasonería es realmente. Ya no le interesan más sus aspectos secundarios, porque ha conseguido penetrar en la Escuela de Misterio, a la cual es capaz de reconocer sólo cuando él mismo, espiritualmente, forma parte integral de ella.

Todos los que han examinado y estudiado la antigua sabiduría, no tienen la menor duda de que la Francmasonería, como el universo mismo, que es la más grande de las escuelas, trata de la revelación de un principio triple, porque todo el universo se encuentra bajo el gobierno de los mismos tres poderes, a quienes se suele llamar los constructores del templo masónico. No se trata aquí de personalidades, sino de principios, de energías grandemente inteligentes y de fuerzas que en Dios, el hombre y el universo tienen sobre sí la responsabilidad de moldear la sustancia cósmica dentro de la morada del rey vivo; el templo edificado en las primeras edades de esfuerzo inconsciente, y luego consciente, de cada individuo, el cual expresa en su vida los principios creadores de estas tres potencias. El verdadero afiliado del antiguo Gremio se daba cuenta de que la estructura del templo que se ocupaba en erigir al Rey del Universo, era un deber o, mejor, un privilegio que debía a su Dios, a su hermano y a sí mismo. Se percató de que se deben dar ciertos pasos, y de que su templo debe ser construido de acuerdo con un plan. Hoy día parece, sin embargo, que ese plan se hubiera perdido, pues en la mayoría de los casos, la Francmasonería no es ya un arte operante, sino meramente una idea especulativa, hasta que cada hermano, al leer los misterios de su simbología y percatarse de las hermosas alegorías ocultas en su ritual, viene a caer en la cuenta de que sólo él mismo tiene en sí, las claves y los planos por tan largo tiempo perdidos para su Gremio, y que si pretende enterarse de lo que es el arte real de la construcción simbólica, sólo lo logrará utilizando con pureza los elementos esenciales de su propio ser.

La verdadera Francmasonería es esotérica; no es una cosa de este mundo concreto. Todo cuanto aquí tenemos es sólo un vínculo, medio de manifestación, introducción a través de la cual puede el estudiante pasar hacia lo desconocido. La Francmasonería no tiene mucho que ver con las cosas materiales excepto comprobar que la forma está moldeada por la vida, y manifestar lo que la vida contiene. Consecuentemente, el estudiante trata de moldear su vida de modo que la forma, glorifique a la divinidad cuyo templo está él levantando lentamente en la medida que logre despertar, uno por uno, a los valores que lleva dentro de sí y los dirija para laborar conscientemente en el plan que el destino le ha deparado.

Hasta donde es posible averiguar, la antigua Francmasonería y las hermosas alegorías cósmicas que ella enseña, perpetuándose a través de centenares de logias y antiguos misterios, constituyen la más vieja de las Escuelas iniciáticas de los Misterios (Este es un término usado desde la antigüedad para designar el aspecto esotérico de los ceremoniales religiosos. Al pasar el candidato a través de estos misterios o pruebas, era iniciado en los misterios de la Naturaleza y el aspecto arcánico de la ley natural); y el haber subsistido a través de las edades no ha dependido de sí misma, como un organismo exotérico de individuos parcialmente evolucionados, sino de la hermandad oculta, del lado esotérico de la Francmasonería. Todas las grandes Escuelas de Misterios tienen jerarquías según los planos espirituales de la Naturaleza, los cuales se expresan por sí mismos, en este mundo, mediante credos y organizaciones. Cuando el verdadero estudiante trata de surgir por sí mismo del cuerpo exotérico hacia lo espiritual, al par que trata de juntarse al grupo esotérico, que, aunque carente de morada (o logia) en el plano físico de la Naturaleza, es muchísimo más grande que todas las logias juntas, para las que se convierte en el fuego central. Los instructores espirituales de la humanidad deben trabajar en un mundo concreto, con motivos comprensibles a la inteligencia humana y así es como el hombre empieza a entender el significado de las alegorías y los símbolos que circundan su tarea exotérica tan pronto como se encuentra preparado para recibirlos. El verdadero Francmasón se da cuenta de que el Trabajo que en el mundo realizan las Escuelas de Misterio es de índole más bien inclusiva que exclusiva, y que la única logia suficientemente amplia para expresar sus ideales es aquella cuya cúpula son los cielos, cuyas columnas los límites de la creación, cuyo cuadriculado piso se halla compuesto por las entrecruzadas corrientes de las emociones humanas y cuyo altar reside en el humano corazón. Los credos no pueden atar al verdadero buscador de la verdad. Al percatarse de la unidad de ésta, el Francmasón comprueba también que las jerarquías con las que él colabora le han transmitido, en diferentes grados, los místicos rituales espirituales de todas las Escuelas del pasado, y que si se arriesga a ocupar un puesto en el plan, no debe entrar a este sagrado estudio teniendo en vista lo que pueda sacar de él, sino en lo que puede ser útil en la expansión de esta trascendental labor.

En la Francmasonería yace oculto el misterio de la evolución, igual que la solución al problema de la existencia y la ruta que el estudiante debe seguir con el objeto de unirse conscientemente a aquello que realmente constituye los poderes latentes tras de los procesos nacionales e internacionales. El verdadero estudiante comprueba, sobre todo, que la obtención de grados no convierte al hombre en un Francmasón. Un Francmasón no es el producto de un nombramiento; es un evolucionado, y debe darse cuenta de que el lugar que ocupa en la logia exotérica no significa nada en comparación con su puesto en la logia espiritual de la existencia. Debe descartar, para siempre, la idea de que puede ser instruido en los Misterios sagrados (o que le pueden ser comunicados oralmente); o que el ser miembro de una organización basta para mejorarlo en todo aspecto. Debe comprender que su deber consiste en construir y desarrollar las trascendentales enseñanzas en su propio ser: que nada, salvo su propio ser purificado, puede abrirle la puerta de los impenetrables arcanos de la conciencia humana, y que sus ritos masónicos deben ser eternamente especulativos hasta que los haga operantes, viviendo la vida del Francmasón místico. Sus responsabilidades kármicas aumentan con sus oportunidades. Los que se hallan rodeados de sabiduría y oportunidad para progresar por sí mismos y no aprovechan tales oportunidades, son obreros perezosos que, espiritual, si no físicamente, serán arrojados del templo del Señor.

La Orden Masónica no es una mera organización social, sino que está compuesta por todos cuantos se han comprometido ante sí mismos y ante sus hermanos a aprender y practicar juntos los principios de misticismos y de los ritos ocultos, no por antiguos menos eternos. Son (o deberían ser) filósofos, sabios, individuos de mente equilibrada, dedicados a la Francmasonería, y comprometidos en aquello que más quieren: trabajar para que el mundo sea mejor, más sabio y más feliz, porque ellos lo vivieron. Los que penetran el valor de estos ritos y pasan entre columnas buscando prestigio o ventajas de índole material, son blasfemos, y aunque en este mundo podamos considerarlos como gente de éxito, en realidad los fracasos cualitativos les han cerrado las puertas del verdadero rito, cuya clave es el desinterés y cuyos obreros han renunciado a los bienes tangibles del momento.
En épocas pretéritas se requerían muchos años de preparación para que el neófito lograra la oportunidad de ingresar al templo de los Misterios. De este modo, el frívolo, el curioso, el débil de corazón, y los incapaces de resistir las tentaciones de la vida, eran automáticamente eliminados por su incompetencia para llenar los requisitos de admisión. El candidato triunfante a su paso entre columnas, ingresaba al templo dándose cuenta perfecta de su sublime oportunidad, de su trascendente obligación, y del místico privilegio ganado por sí mismo en el curso de años de ardua preparación. Sólo son verdaderamente Francmasones los que ingresan al templo reverentemente, los que no buscan ni loas efímeras, ni cosas de la vida, sino los tesoros eternos, y cuyo único deseo es conocer el verdadero misterio de la Orden en donde pueden reunirse como honestos obreros con los que vivirán como constructores del Templo Universal en el futuro.

El Ritual masónico no es una ceremonia, sino una vida que vivir. Sólo son verdaderamente Francmasones aquellos que, habiendo dedicado sus vidas y fortunas al altar de la llama eterna, emprenden la construcción de un edificio universal del cual son conscientes, y su Dios, el arquitecto viviente. Cuando tengamos Francmasones así, la Orden volverá a ser operante, el flamígero triángulo brillará con redoblado esplendor, el difunto hacedor se levantará de su tumba y la Palabra perdida, tanto tiempo oculta al profano, se revelará otra vez, con el poder que renueva todas las cosas. En las páginas que siguen aparece alguna cantidad de pensamientos para estudio y meditación de los hermanos, los constructores de su templo interior. Son claves que, sólo leídas y no profundizadas dejarán al estudiante todavía en estado de ignorancia; pero que, de ser vividas, lograrán transformar a la Francmasonería predominantemente especulativa de hoy en la Francmasonería operante del mañana, en que cada Masón, dándose cuenta de su propio puesto, verá cosas que nunca viera antes, no porque ellas no estuvieran presentes, sino porque era él quien estaba ciego. Y no hay más ciego que el que no quiere ver.

LA SANDUNGUERA

2018/05/28 - Leave a Response

“(…) mamita no quiero que estés herida, que la familia nunca se divida…”

Nathy, argentina, prima, triunfando en España. Con este video inicio la tan pedida sección “Lunes Musical”.

Sean buenos y aprendan katana.

(ʘ‿ʘ)

2018/05/21 - Leave a Response

.

.

.

en lugar de hacerme analista político o revolucionario de sillon, pensaría organizar mis votos en el Congreso, Senado, Cámara de Diputados a modo de mediar las tendencias de gobierno del candidato posicionado a ganar. Mirar el ajedrez politico, jugar el papel del ciudadano inteligente, influir de verdad en el clima económico, que afecta directamente a la población total del país. No se dividan. Divide y vencerás, y ustedes ya están siendo vencidos

.

.

.

fin del comunicado

VIERNES FOTOGRÁFICO: APACHE

2018/05/11 - Leave a Response

Esto días son muy difíciles para los que hemos perdido a mamá. Me gusta pensar que ella me mira y aún la hago sentir orgullosa. He estado meditabundo y triste con respecto a ello. Por otro lado, quise hacer el Viernes Fotográfico, esta sección tan aclamada en los círculos más prestigiosos de fotografía y arte; y por la gente común que llega al blog por accidente o para stalkear. Para todos vosotros. Bueno, y los lectores de siempre que me han acompañado por más de dos lustros.

Este es uno de esos simulacros de cuando hice el servicio militar. Sean buenos, coman frutas y verduras, hagan el amor y no la guerra y por favor, no se hurguen la nariz cuando el semáforo quede en rojo.

Ya saben que si pinchan sobre la imagen y le dan un like en Instagram, participan en la rifa de un viaje todo pagado a casa. Sigan participando.

M2ATK

LUNA ABRIL

2018/04/30 - Leave a Response

Me gusta pensar que la luna está ahí, como un testigo inescrutable. Silenciosa y etérea. Fascinante. Cuando es luna llena, me angustian muchas cosas, sin motivo aparente.

Obviamente al estar constituido en mi mayoría en agua, tendría que afectar directamente algunos fluidos del cuerpo. Para Mark Filippi, existe una conexión entre las fases de la Luna y cuatro neurotransmisores básicos: Primera semana lunar: acetilcolina; segunda semana lunar: serotonina; tercera semana lunar: dopamina; cuarta semana lunar: norepinefrina (o noradrenalina).

Si bien las razones de esta influencia lunar se desconocen de manera específica, se intuye que esto se debe a que el ser humano está compuesto mayoritariamente de agua, que es la sangre que, a su vez, lleva oxígeno, nutrientes y neurotransmisores a diferentes partes del cuerpo. La fuerza de atracción de la Luna permite ejercer un efecto sutil a este sistema acuático de distribución: “En la tierra hay arroyos, ríos y océanos. En los seres humanos hay canales y meridianos. Todos ellos con influencia mutua”.

Filippi proclama la importancia de know thy soma –conocer el cuerpo– a través de la observación de la naturaleza y su sistema integral. De manera que al observar el calendario lunar, es posible experimentarlo en el cuerpo como un antiguo reloj interno. La influencia del calendario en el cuerpo, según las cuatro fases lunares, puede interpretarse de la siguiente manera:

Luna Nueva/Cuarto Creciente – Acetilcolina.
Se trata de la primera semana del ciclo lunar, la cual se experimenta como una inclinación filial –filosomático–. Nos volvemos más sensibles

Cuarto Creciente/Luna Llena – Serotonina.
Es la segunda semana, la ontosomática, la cual posee mucha energía, concentración mental y creatividad.

Luna Llena/ Cuarto Menguante – Dopamina.
La semana de la dopamina, o la ecosomática, es una semana de distracción y divertimento, involucrando las actividades sociales y ecológicas –como la empatía–. Está asociada con las experiencias y estímulos que producen experiencias de placer, recompensa y excitación.

Cuarto menguante/ Luna nueva – Noradrenalina.
La semana de lo exosomático es una fase de fight or flight –huir o pelear–, como un estado defensivo en el que intrínsecamente queremos protegernos. Se dice que hay mucho análisis y poca inspiración, pues se trata de un estado hiperbinario, unidireccional y agresivo. Es un regreso, aunque parcial, al cerebro reptiliano.

¿El influjo de luna llena nos afecta mentalmente? El estudio de Beleville y colaboradores en la Universidad de Laval del año 2012, defiende que la luna no nos afecta psicológicamente. Examinaron la relación entre las fases de la luna y el número de pacientes que llegaban a la sala de urgencias de un hospital por problemas psicológicos. Evaluaron en el lapso de tres años a los pacientes que llegaban por urgencias, la mayor parte de los cuales sufrían de ataques de pánico, ansiedad, trastornos del estado de ánimo o pensamientos suicidas.

Estos científicos observaron que no existe el efecto de luna llena o de luna nueva en los problemas psicológicos. Esto contradice el pensamiento popular, ya que un 80% de los enfermeros y el 64% de los médicos creen que el ciclo lunar realmente afecta a la salud mental de los pacientes.

Un mito muy difundido es que la Luna –especialmente la llena– tiene efectos concretos sobre el cuerpo y los ingresos a hospitales: algunas versiones indican que es más fácil sufrir hemorragias, pero que también existen más nacimientos durante esta fase del desarrollo lunar. La periodista Mona Chalabi se dedicó a informarse sobre este mito buscando algo que diera en el clavo en la literatura científica. No sólo se encontró con que no existe una relación directa, sino que hay estudios que incluso demuestran lo contrario (i. e. que la Luna es inocente en los caprichosos ciclos humanos).

Solamente un estudio español de 2004 encontró una conexión directa entre admisiones hospitalarias y la fase lunar. El primer error del estudio es asumir que la Luna “trabaja” en un horario similar o paralelo al humano. No podemos técnicamente decir que “hoy” haya luna llena (o nueva, o creciente, para el caso), sino que la Luna entra en esa fase según patrones que los expertos miden en minutos, ni siquiera en días. Además, los académicos españoles basaron su análisis en 447 entradas hospitalarias entre 1996 y 1998, lo cual es una muestra realmente muy pequeña como para desbancar (o confirmar) un mito tan popular.

El problema suele ser que sufrimos de sesgos incluso cuando investigamos: a veces deseamos comprobar tanto un prejuicio que terminamos por hacernos explicaciones incompletas, incluso irracionales, sobre las cosas, con tal de adquirir una certeza. Por si se lo preguntaban, otras cosas por las cuales la Luna NO es responsable son: “psicosis, depresión y ansiedad; comportamiento violento y agresividad; infartos; suicidio; tasas de abstensionismo; falla coronaria; concepción por fertilización in vitro; cirugía y sobrevivencia de cáncer de seno; resultado de una cirugía (en general); cólico renal; altas hospitalarias (en general); y accidentes automovilísticos” (más datos en “Respuesta humana a los ciclos geofísicos”, en inglés).

Probablemente la Luna –ese satélite que los astrónomos no alcanzan a definir completamente ni siquiera como satélite o como planeta– sólo sea responsable de un alza considerable de fotos de lunas en Instagram y redes sociales, y de comportamientos “lunáticos” que probablemente se presentan también durante otras fases.

Pero a mí me afecta, forenses, y mi mejor laboratorio de análisis es mi propio cuerpo. Si bien es cierto que es famoso el caso de Bethlem, un célebre hospital mental londinense, donde encadenaban a los pacientes a sus camas, como medida preventiva, durante las noches de Luna llena. Pero no hace falta retroceder siglos atrás: en la actualidad, la Real Academia Española recoge en su diccionario la palabra ‘lunático’ como aquella persona ‘que padece locura, no continua, sino por intervalos’.

Sea cual sea la situación de influencia, nosotros somos parte del cosmos, y cohabitamos con las estrellas. Formamos parte de un todo. Y hay miles de conexiones que la ciencia, la astrociencia, la fisica cuántica, no han podido explicar, como la materia oscura y esa conexión “neuronal” entre galaxias (y se especula que los universos deberían tambien estar unidos, con materia oscura, etcétera.

En alguna clase se inició este debate y recuerdo que yo dije que mis erecciones eran más infinitas en luna llena. Me sacaron de la clase, pero aún siguen molestándome mis ex compañeros con esa frase célebre e inolvidable “mis erecciones son más infinitas en durante la luna llena”.

Ahora es cuando ustedes se preguntarán por qué escribo tanto respecto a la luna, muy simple, porque he tomado esta fotografía y la he subido a Instagram.

@M2ATK

La mancha que se ve sobre la luna, en la parte inferior derecha, es la silueta de un avión, y llevaba años buscando una instantánea así; la he tomado con una cámara DSLR Nikon D300, AF Zoom Nikkor 55-300mm y zoom digital, con diafragma f/11 velocidad 1/500 e ISO 100, ¿O creían que la había tomado con la cámara del iPhone? Ternuritas, es que Instagram los ha hecho creerse fotógrafos.

Den click sobre la foto, forenses lunáticos, y vayan por el mundo hablando de lo que hoy aprendieron aquí, en mi blog, que es su casa y fuente de sabiduría.

Sean buenos y no anden asesinando a nadie durante la luna llena.

EL CHE

2018/04/22 - Leave a Response

Si bien es cierto que la imagen icónica tomada por Alberto Díaz (Korda) fue retocada por Jim Fitzpatrick y que después un vival pintorcillo la plagió tratando de imitar la imagen de Marlyn Monroe hecha por el homosexual Andy Warhol*, es conocida por todos, no deja de llevarme a la nostalgia. Y no vengo a hablarles de historia de esa fotografía o el marketing mediático de esta afamada imagen, sino de mi sentimiento.

Fui un verdadero fan del Che en mi adolescencia, y seguí la ruta del Che descrita en los libros, en el diario de Bolivia, y las crónicas de Taibo II. Esta mañana he recibido desde Italia una chapa para el auto que me hizo sonreír. Y obviamente no se la pondré al auto, sino que la colgaré en algún muro.

Se me vinieron las interminables charlas que tuve con mamá acerca del comunismo, de la revolución, del Che Guevara. Lloré no por el Che, sino que estoy demasiado sensible por la quimioterapia que he tomado, y de pronto necesité a mi mamá que me abrazara y me dijera que todo iba a estar bien. Y todo va a estar bien, porque nosotros nunca bajamos los brazos. Hasta la victoria siempre. Recordé un cartel que mamá me regaló y que les comparto:

Y ya entrados en la revolución, sintiéndome como un comunista con iPhone, busqué una imagen para usar de Wallpaper en mi lock screen y es un retablo pintado con el background de la bandera cubana.

Y no es que quiera hablar del Che ahora, haré un post en algún momento de los lugares que visité siguiendo esa ruta del Che. Solo que hoy es Domingo de Cómics, y al recibir este regalo, decidí dedicarle este post al Che y a Korda. Ambos los héroes de mi niñez.

Sean buenos mientras puedan, forenses.

Y como bonus track les dejo esta versión por Carlos Puebla, de un disco que compré en La Habana titulado Hasta Siempre (Creo que me gusta también la versión de Compay Segundo) Comandante Che Guevara.

*Nota aclaratoria: Lo de “el homosexual de Andy Warhol”, era para hacer más dramática la redacción, y no va con ningún tinte homofóbico. Nunca me odien comunidad LGBTTTIQ 😅

VIERNES FOTOGRÁFICO: LIGHTHOUSE

2018/04/20 - Leave a Response

Creo que siempre me han fascinado los faros. Soñé con vivir en uno, y de niño quería trabajar en uno de ellos. Recuerdo que había uno abandonado cerca del puerto e iba con mis amigos y subíamos. Veíamos hacia el horizonte y soñábamos con viajar alrededor del mundo. Esos amigos y yo nunca regresamos a casa. Uno en España, otro en Canadá, otro en Vietnam, yo en México. Pues ya les contaré el inicio de ese viaje que aún no termina, mientras tanto los dejo con esta bella postal. Denle click a la imagen y like en Instagram, para que el niño Jesús les traiga sus regalos en Navidad.

M2ATK

FÉLIX THE CAT

2018/04/18 - Leave a Response

Félix es un gato atípico, quizá es un allien. Es contestón, exigente, pagado de sí mismo, inteligente, encimoso. Félix sabe perfectamente mis horarios, mis manías, mis miedos, y hasta mis cansancios. Me ha visto llorar, reír, enojarme. Es un gran observador. Se queda mirando cuando abro el yoga mat, y comienzo a hacer algunos asanas. O me ha visto entrenando haciendo algunos pull ups o preparándome para alguna carrera o algún maratón. Me ha visto en bóxers saliendo de mi habitación confundido por la mañana, o me ha observado cuando me voy a dormir.

Sus primeros 4 años de vida durmió con su cabeza hundida en mi cuello pegado a mi arteria carótida o mi vena yugular, solo para escuchar los latidos de mi corazón y arrullarse. No importaba si era verano o invierno. Simona dormía en mi pecho, celosa. Cuando era un cachorrito lo entendía perfectamente, ya que exactamente a las 3 semanas de nacido, aún con los ojos cerrados, lo puse en mi mano, y viajó conmigo a casa.

De nacionalidad uruguaya, Félix se adaptó perfectamente a mi estilo de vida… a los 5 minutos. Yo tenía pánico del encuentro que tendría con Simona. Nunca le tuvo miedo, pero sí respeto. Simona estuvo celosa por casi 6 meses (aunque creo que en realidad ha estado celosa toda la vida). Hoy Félix tiene 12 años, y Simona 14 años. Los tres en casa somos adultos. O fingimos serlo. Félix tuvo su época en que se sintió loro, y vivió en mi hombro su primer año de vida (AQUÍ podés leer esa historia). Hasta que ya era insoportable tenerlo en mi hombro, pues había crecido. Luchó durante años por subirse en mi hombro apenas me ponía en pie. Al paso del tiempo, desistió. Es obediente, al menos viene cuando le hablo. Contesta cuando pronuncio su nombre o cuando me enojo porque hizo alguna fechoría. Es su propio abogado, sin duda.

Comienza a maullar cuando escucha que llego por la noche, cuando entro el auto al garage. Después de 4 años, (6 Simona) y tres colchones, los eché de mi habitación. Claro que puse una cama para ellos afuera de ella, pero él y Simona lloraban y rascaban la puerta por la noche. Me sentía culpable, egoísta, mal padre. Pero ya eran 3 colchones que había cambiado, y estaba enojado con ellos por haberlo orinado. Así que decidí salir de la alcoba y dormir con ellos, en la cama de mascotas, durante 6 meses hasta que comencé a ser intermitente y salirme de su cama algunas veces hasta que se acostumbraron a ver cómo me despido de ellos con beso, y meterme a mi habitación.

Son mi familia, mis confidentes, mis tiernos compañeros de vida. Está por demás decir que los amo. Y no tengo forma de expresar mi gratitud a la vida y a mamá, ya que ambos, Simona y Félix, son regalo de mamá.

Y en realidad eso es todo.

Solo vine a compartirles esta cursi historia, y sonreír tontamente, como cualquier señora que ve en sus hijos unos héroes; ya que hoy es cumpleaños de Félix.

FELIZ CUMPLEAÑOS FÉLIX.

NOTA IMPORTANTE: Mientras escribo este post, Simona me observa desde el sillón y Félix duerme en mis piernas. Escucho de fondo Gotan Project.

TE AMO FÉLIX.

ACÁ podés escuchar a Félix dialogando conmigo.

BELLA CIAO + GORAN BREGOVIĆ

2018/04/15 - Leave a Response

Está por demás decir que Bella Ciao es uno de los cantos más emotivos partisanos italianos resistentes contra el fascismo y nazismo. Yo creo que por muchos es muy conocido, y se ha puesto en boca de todos después de la serie La Casa de Papel, sobretodo en esa emotiva escena en donde Berlín la canta con El Profesor. Aún recuerdo las lágrimas de mi abuelo (gran partisano) cuando la entonaba, se ponía de pie, y con una mano en el pecho la cantaba a todo pulmón.

Así que después de muchos recuerdos y hasta lágrimas, les dejo esta grandísima versión interpretada por Goran Bregović. Yo soy fan de Goran desde el soundtrack de la Película Underground, dirigida por el querido Emir Kusturica, el mismo que dirigió Guernica y Maradona by Kusturica; sí, ese mismo.

Así que sin más preámbulos, e questo è il fiore del partigiano morto per la libertà, tercera llamada…

LABERÍNTICO CUELLO 1.2

2018/04/08 - Leave a Response

Quizá sea el olor de tu sexo
las horas que te pienso
mi compleja red neuronal
me estoy desvalijando
asustado
mi cerebro crepita
corre en silla de ruedas
se expande
se contrae
jadea
nunca fui una buena persona
me he desvanecido
sin importar raza
o continente
tus senos
y esta sed terrible
que tengo
de vos.

%d bloggers like this: