GREY BEACH

2014/06/14 - Leave a Response

Hace una semana estuve en una playa grisácea y casi melancólica. Una playa sin vida, contaminada y solitaria. Había llegado del aeropuerto al hotel, para un curso de certificación (que ya les platicaré en otro momento) y decidí salir a caminar a la rambla, justo a un kilómetro del hotel en donde me había alojado. Las escenas que veía me parecían surrealistas. Quise hacer algún ensayo pensando en la fotografía de Martin Stranka, pero finalmente tenía demasiados elementos como para hacer una síntesis minimalista.

Comencé haciendo algunas tomas, y algunos shootings… y este fue el saldo: 6 fotografías y un vídeo instalación. Comparto el gusto, desde hace más de diez años, por las imágenes en blanco y negro, y generalmente, en mi gráfica (fotográfica y vídeo, no pintura) procuro  hacer mi trabajo en ese estilo. Trabajé un tiempo con una novia que le gustaba la fotografía en monocromo, e hicimos algunos trabajos en cámaras analógicas juntos.

Casi siempre estoy mirando e imaginando como quedaría cualquier escena cotidiana en blanco y negro. Las personas que han estado cerca de mi, saben que siempre estoy haciendo algunas fotografías con una cámara de bolsillo, o con el iPhone. Es algo que no logro evitar. Amo hacer esto. Desde siempre.

 

GREY BEACH 6


GREY BEACH 1


GREY BEACH 2


GREY BEACH 3


GREY BEACH 4


GREY BEACH 5

ME HACES FALTA… MAMÁ.

2014/06/09 - Leave a Response

Cuando algo sucede, siempre pienso en mamá. Siempre. Sea bueno o malo, siempre que sucede algo, pienso en ella. Porque finalmente la muerte de mamá es un poco mi muerte. Porque me doblo, me venzo. No logro reponerme, no lo logro. Me duele y me dolerá siempre. Y si hago algo, pienso que ya no lo ve, y entonces no le encuentro sentido. Y lloro, porque ella ya no está conmigo. Y me estoy haciendo viejo, y mamá no está conmigo. No está. Ya no está. Hoy agarré la maleta para irme a entrenar, y de pronto me desplomé.

Mamá ya está tranquila y no sufre. Pero a mí  me duele. Quizá soy el más débil de mis hermanos. O quizá simplemente, toda esa garra que tenía, esa aventura, romperme le cara con quien sea, se fue. Ahora solo estoy podrido, triste. Me cuesta trabajo levantarme por las mañanas. Se me va el alma. Se viene el cumpleaños de mi papá, y después el cumpleaños de mi mamá, y yo siento que me ahogo. Termino llorando. Y ahorita estoy así, me asomo por la ventana, camino, doy un par de cebadas al mate, miro la maleta, pienso que debería estar entrenando, pienso que no encajo en ninguna parte. Que me siento extranjero en todas partes. Que me siento vulnerable y solo. Odio causar lastima o victimizarme. No es la intención.

Con una chingada, cierro los puños y me enojo. Solo extraño a mamá, y daría todo, porque alguien me llevara de regreso a los viejos tiempos, de cuando mamá y yo nos tomábamos de la mano y nadie podía separarnos.

LOS VETERINARIOS DE MIERDA

2014/05/12 - Leave a Response

Muchas cosas han pasado estas últimas semanas. Un cambio radical además de los ya sabidos. Vamos, que de cualquier forma las cosas terminan y los cambios deben de hacerse aunque nos duelan los testículos. Nunca fui lo suficientemente bueno para tomar decisiones acertadas en mi vida. Pero sin duda he sabido defender mi mundo a garra y espada. He viajado, como decía el poeta, con un ladrillo bajo el brazo para mostrar al mundo cómo es mi casa. La primera vez que me salí de casa soñaba con ser libre. Mirar de frente al horizonte y aventurarme a conocer lugares insólitos. Tenía miedo, claro, ante lo desconocido. Me he encontrado a gente maravillosa en este andar, y gente de mierda. No encuentro alguna otra forma de clasificar a la gente. Aunque debieran existir subgrupos de la gente de mierda. La gente de mierda cobarde, que te da por la espalda, pero esconden la mano, y la gente de mierda que de frente ataca. De ésta última hay muy pocas personas. Podría respetar dignamente a un enemigo por el simple hecho de atacar de frente. Pero tampoco tengo enemigos. La gente de mierda a la que me refiero, es a esa gentecilla que existe como parásito en la sociedad. Sin talentos, sin ideas propias, esas fuerzas brutas que mueven los audaces. ¿Por qué digo todo esto, queridos amigos, fans y lectores? Bueno, entremos en materia…

Hace unas semanas había detectado que Simona, mi amada cocker spaniel, tenía una infección en sus orejas. Es una infección común en esta raza. Y esto se debe a que se acumula cierta humedad bajos sus enormes orejas. Así que fui a la Veterinaria Valle Dorado, sobre boulevard Valle Dorado, y el veterinario me dijo que necesitaba un tratamiento, le limpió las orejas a Simona con un algodón. Me dijo que no tenía el medicamento, que debía comprarlo en alguna otra parte y llevarle a Simona al día siguiente. Me dijo que le debía quinientos pesos. Vamos, quinientos pesos se pagan. Pero ¿Quinientos pesos por limpiar con un algodón las orejas de Simona en menos de un minuto? Seamos sensatos. Además que el grandísimo cabrón trata a las mascotas como si fueran objetos, me dice que le debo QUINIENTOS PESOS más DOSCIENTOS PESOS (alrededor de $60USD) del baño de Simona. Le pregunté si al día siguiente también me cobraría esa misma cantidad, y me dijo que no, que solo me cobraría trescientos cincuenta pesos ($20USD). Bueno, se me subió la sangre a la cabeza y pensé todas las posibilidades. Desde castrarlo, romperle la nariz, quemarle su veterinaria o pagarle. Decidí por la última: le pagué. Me salí con Simona y fui a recoger mi auto el autolavado, que está a dos calles. Y cuando pasé, vi al veterinario salir de La Barbacoa El Mexiquense, que está a un lado de su veterinaria, con una sonrisa de satisfacción. El grandísimo hijo de puta se fue a desayunar barbacoa con el dinero, producto de sus ganancias, por haber pasado algodón en las orejas de Simona. Decidí no atropellarlo.

Vamos, que a nivel profesional siempre he sido muy respetuoso, porque lo que hay atrás de un simple acto profesional, involucra horas de estudio, experiencia, etcétera. Pero no se necesita un título profesional para decirme lo que yo ya sabía sin tener una puta idea de la medicina veterinaria: Simona tiene una infección en las orejas. Vamos, que cualquier idiota podía percatarse de eso, yo mismo lo hice, y por esa razón la llevé a consulta. Cambié de veterinaria.

Sobre el Blvd. De los Continentes hay una clínica pequeñita, llamada Chuchos y Mininos. Honestamente el nombre me dio cierta ternura. Y ahí estoy, con un médico veterinario zootecnista llamado Cuauhtémoc Rocha. Un tipo al que voy a definir con una sola palabra: Amoroso. Un profesional sin duda, además de que ama su profesión. Su diagnóstico fue, que además de la infección en las orejas, Simona presentaba un cuadro de Hipertiroidismo, por la falta de brillo en su pelo, y alguna otra sintomatología. Me dijo que él confiaba mucho en un médico muy experimentado, llamado Francisco Álvarez Cámara. Así que tuve que llevar a Simona a la calle de Copérnico, en la Col. Anzures. Además de que el doctor me cobró 1,500 pesos ($120USD) por la consulta, detectó un tumor y una infección en el útero de Simona. Se operó de emergencia y estuvo hospitalizada 3 días. Debo decir lo siguiente: Cuauhtémoc Rocha y Francisco Álvarez, tratan con un amor especial, real y no fingido, a las mascotas. Hay humanismo y profesionalismo. Y pagas lo que tengas que pagar. Aunque sean 1’500USD por la operación.

¿Y a qué viene todo esto? Bueno, a que la gente de mierda siempre aparece cuando menos los necesitas, pero que también aparece la gente honesta. Y esto equilibra un poco a la sociedad.

Ahora estoy de enfermero en casa cuidando a Simona. Lo cómico de esto, es que Félix, mi gatito, imita a Simona, y se echa como si estuviera convaleciente. No sé cómo sentirme al respecto. Respeto la decisión de Félix y la solidaridad para con Simona. Debo llevarles la comida al sillón a ambos. Y ahí están, esperando que yo corte el jamón y las salchichas en pedacitos, y se los dé en el hocico, mientras miran el televisor. ¿Habíais imaginado a alguna mascota que mira el televisor?

20140512-172435.jpg

MAMI

2014/05/11 - Leave a Response

Son 407 días desde que mamá partió. Y estos días en particular son los más tristes de mi vida. He abandonado todo. Todo. He dejado atrás muchas cosas, que antes, eran importantes en mi vida. Mi vida social, el laburo, un buen auto, una casa linda. Hoy ya no importa eso. Ya no importa en realidad. Me ha dado por quedarme un poco quieto, y llorar como se debe llorar… a lágrima viva. Siempre hablé de mamá, y siempre lo haré, siempre hasta que llegue mi hora. No sería esto que soy; no hubiera logrado los pequeños triunfos que logré, sin que ella hubiera estado allí. Mamá dedico su vida entera a la familia. La gente como yo, de donde vengo, respetamos mucho a la familia. Damos la vida por ella. Hay lealtades que jamás se rompen. Lazos que jamás terminan. ¿Habrá gente que no entienda eso?

Yo en particular, era tan apegado a mamá. Tan unido. Hablábamos diario por horas al teléfono, gastábamos los días juntos, porque mamá era mi amiga. Mi mejor amiga. Y el amor de mi vida. No tengo palabras para describir lo que siento. Es cuando llego al límite del lenguaje y no encuentro adjetivos que definan…

Hoy domingo, es el santo de mamá. Ella me festejaba mi santo, y yo el de ella. Eran dos días de festejo. Día de las madres, y su santo. Este fin de semana me he guardado en casa, respetando, de acuerdo a mis tradiciones, el luto. La gente se va siempre, la gente viene, amigos que se pierden en la historia, mujeres que se quedan en las nebulosas del olvido.

Guardado en casa, hice este pequeño video. Sé que mamá lo hubiera visto y hubiera llorado como tantas cosas que he posteado en este blog por años. Como los programas de radio que tenía, y le dedicaba siempre poema a mamá. Mamá amaba la poesía y la pintura como nadie. Yo era su fan. Amaba la literatura. Mamá significa además, este gusto grotesco que tengo por las artes visuales, por la plasticidad, la imagen, la música… la arquitectura. Mamá era todo para mi.

Aquí dejo el video que le hice a mi mami… con todo mi amor…


VER VIDEO

 

SIEMPRE TUYO MAMÁ. SIEMPRE

POEMA: UNIVERSO ELÁSTICO MAMÁ.

2014/05/10 - Leave a Response

Después de la magia se vino el terror
pensar que ya no estás
reducir los recuerdos a lágrimas
mamita hermosa
todos esos sueños que soñamos juntos
pasear por París
por Tierra Santa
sentarnos en el jardín y charlar por horas
escuchar tu dulcísima voz
mirar el último paisaje triste que pintaste mamita
ahora todo es lluvia y soledad
estar tan lleno de vos
tan triste sin ti
sobrevivir al día a día porque no tengo el valor de volarme la cabeza
porque me da miedo que me veas cometer tonterías
decepcionarte
o ponerte triste
Mamá
eres el gran amor de mi vida
mi eterno vaivén
mis olas de mar
mi sobretodo
todo se derrumba tras tu nuca
se fueron los sueños
la luna sobre el mar gris
de cuando éramos tan invencibles
el tejido del universo es elástico
los fotones se incrustan en la piel
cierro los ojos
te sueño
no quiero volver a despertar sin ti…

SIMONA Y FÉLIX

2014/05/08 - Leave a Response

Pasan las horas en la casa
Simona se pasea sin inmutarse
solo sigue mis rastros
como si no existiera otro héroe
como si de pronto la vida fuera solo eso
estirar las piernas
andar
bajar las escaleras
Félix tiene nubes en sus pisadas
explora el jardín
sube
olfatea mis ropas
Simona y Félix
se sientan a mi lado
suspiran
duermen
sueñan.

Simona y Félix.jpg

POEMA: MISERIA SIDERAL

2014/05/08 - Leave a Response

20140508-011734.jpg

365 Días, mamá.

2014/03/30 - Leave a Response

Hace mucho que ya no soy ni seré el mismo. Antes, además de tener buenos comentarios y lectores copados, me emocionaba que mamá leyera mi blog. Porque mucho de lo que escribía era para ella. Porque la amo por sobre todas las cosas. Y la voy a amar hasta que muera. He sobrevivido este año de dolor sin ella y sin fuerza. He entrenado fuerte. Hice algunos proyectos interesantes. Pero me he cansado. Porque ya no tengo la ilusión de escucharla al teléfono.

Estoy destruido. Es un día negro. Daría mi vida sin pensarlo por su vida. Se lo pedí a Dios. Su vida por mi vida. Te amo mamá. Te amaré por siempre. 365 días sin mamá.

Mamá dejó todo por cuidarnos. Por creer en la familia. Por hacernos, a mis hermanos y a mi, gente de bien.

La gente no muere mientras haya alguien que repita su nombre. Hasta que la última persona deje de repetir su nombre y entonces llegue el silencio, y el olvido. Mientras me quede vida, vivirás en mí, porque te tengo aquí, conmigo, con nuestro amor.

Con nuestros sueños
con la poesía
los cuentos que me leías
con tus pinturas y tus paisajes tristes
con tu inolvidable sonrisa
con tu infinito amor
tu piel blanquísima
esos ojos intensos y tristes
tu angustia
tu voz
la noche me cae como abismo
¿Dónde están tus abrazos?
tus manos suaves
tu bendición de domingo
¿A dónde tu cabello negro?
la gente muere porque vivió
solo te adelantaste un poco
como cuando llegaste a este mundo
a preparar todo para que nosotros llegáramos
ya casi llego mamá
ya casi llego a tu lado
espérame
que debemos llenarnos de cielo
juntos
la mirada.

Te amo.

POEMA: DISPARO 1

2014/03/06 - Leave a Response

Creer como si se hubieran agotado todas las opciones
crecer como ectoplasma
extender el veneno de tu sexo
o rumiar por años la derrota
el dolor no se esconde
se manifiesta en todo momento
hasta en los huesos rotos
escribir nunca fue un arte
o esclavitud de virtuosos
o de imbéciles
amar aún pese al dolor de cráneo antiguo
calzadas y baldosas húmedas de llanto
viento que trae murmullos de lejanos rastros
arrullos y cielos que ya no sangran
todo deja de ser o brillar en la noche de Dios
talones cansados
obesos obsesionados con adelgazar
la vida en un cuarto oscuro
y la rabia que cuelga de una quijada rota
el tiempo no perdona
todo parece estar en perfecto orden
dulce sicario de buena voluntad.

 

FASSBINDER

2014/03/05 - Leave a Response

Sentado en la oficina comienzan a suceder muchas cosas. Afuera. Porque adentro, las mismas historias, las mismas caras, los estado de ánimo, casi siempre son los mismos. Aunque con el tiempo he perfeccionado una técnica que domino desde niño. Y esta técnica es podridora para los que están a mi lado. Y consiste en ignorarlos a todos. Cínicamente ignorarlos. Puedo mirarlos a los ojos e ignorarlos. Me pueden hacer una pregunta y cojo el teléfono, marco un número sin ni siquiera voltear a ver a mi interlocutor. Es una virtud que he perfeccionado con el tiempo. Y las reacciones son varias. Pero desarma esa actitud. Ignorar para salvar la cordura. Como protección. Como una vacuna para quedar inmune ante el pendejismo.

Estando en junta puedo tener una enfurecida partida de ajedrez en mi iPhone on line. Tuitear cualquier idiotez, hacer una compra en el App Store, o puedo tomarme una selfie, como esta, e ignorar a todos, por el mero capricho de ignorar, porque la gente que trabaja a mi lado, no cabe en mis sueños.

Y cuando hablo de sueños hablo de las cosas que realmente importan. O que deberían importar. No estoy hablando de aparearme con Alexis Texas. Hablo de sueños reales, como que se mueran a los que estoy ignorando, o que dejen de ser tan enajenadamente ordinarios.

Pero los sueños, sueños son. Y debería luchar por ellos hasta morir. Pero en este caso, su Señoría, no voy a tomar un revólver para suicidar a mis compañeros de oficina. No. Nunca. Y tampoco voy a ignorarlos tanto. Solo lo necesario como para que no contaminen mis sueños que soñaba de niño. Aunque debo reconocer que he pensado en hacer lo que hacía Rainer Werner Fassbinder: no bañarme y dejarme engordar grotescamente para que nadie se me acerque.


Tal vez lo haga en algún tiempo, y ya estaré subiendo alguna selfie con 100 kilos de más.



 

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 130 other followers